Mirando al mar patrullan Destacamentos Cederistas de la localidad santacruceña

Santa Cruz del Sur, 16 may.- Miradas de jubilados, amas de casas, pescadores y estudiantes salvaguardan los litorales costeros del poblado La Playa y la comunidad Haití, ambos pertenecientes a este territorio.

Estos miembros de los Comités de Defensa de la Revolución (CDR) son preparados por oficiales de la Unidad de Tropas Guardafronteras (TGF).

Por la tarea que cumplen los 35 miembros integrados a los dos Destacamentos Mirando al Mar (DMM) en esos entornos, no reciben salario alguno. La voluntad de cumplir con el deber ciudadano le viene de pura cepa. El compromiso de proteger estas partes de Cuba de día y  de noche se fusiona en cotidiana colaboración.

Entre ambos grupos hay 14 compañeras, las que como sus camaradas de recorrido, asumen los quehaceres laborales, estudiantiles y hogareños con la misma entereza.

Raudel Figueredo Salvidar, Capitán de TGF, aquí, señaló que “el objetivo de esos abnegados cederistas es la búsqueda y obtención de informaciones sobre narcotráfico, recalos de drogas al litoral, ilegalidades y salidas ilegales del país. De detectar cualquiera de estas actividades enemigas durante el patrullaje de vigilancia la comunican de inmediato a nuestra Unidad”.

Esas fuerzas, explicó el oficial, se instruyen a través de clases teóricas y prácticas.La selectividad es esencia en esta faena. Son personas intachables en las estructuras de base de los CDR, ejemplos integrales en sus valores humanos.

“Llevo cinco años en el destacamento de La Playa. Di mi disposición para asumir esas misiones. Por la patria lo doy todo”, manifestó Gilberto Lugones Guerra, pescador de lista quinta del bote Cayo Largo y delegado de la circunscripción número 12.

Martha Miranda Cabrera (Cucha) le pone el paso doble a las ocupaciones que le orientan al grupo del cual es fundadora. Rafael Blanco Meneses la sigue de igual manera en cada caminata no siempre refrescada por la brisa marina.

“Los mosquitos pican agresivos, los jejenes atacan sin misericordia, pero avanzamos hasta la cascarera mirando hacia la profundidad del horizonte marino”, comenta la fémina. Ellos construyeron una familia. “También los hijos que tenemos son activos en el Comité”, enfatizó el cónyuge.

Orlando Blanco García, trabajador por cuenta propia, anda en la misma tropa. “Nací en la playa y todavía permanezco en este entorno. Custodiar la costa permite informar a tiempo si algo anda fuera de lo normal”, dijo afirmativo.

Del 15 al 19 del actual mes se desarrolla la Décima Segunda Operación Conjunta CDR-TGF, los DMM se encuentran activados para demostrar su fortaleza indetenible.