[:es]Más senadores piden renuncia de Trump por acusaciones de acoso sexual[:]

[:es]

Washington, 12 dic .-La senadora demócrata Kirsten Gillibrand se unió al llamado de otros miembros de la Cámara alta estadounidense que piden la renuncia del presidente, Donald Trump, debido a las denuncias de acoso sexual en su contra.

‘El presidente Trump ha cometido un ataque, de acuerdo con estas mujeres, y esas son acusaciones muy creíbles de mala conducta y actividad criminal, debería ser investigado por completo y debería renunciar’, expresó la legisladora por Nueva York en entrevista con la cadena CNN.

De acuerdo con Gillibrand, una voz líder del Congreso en el combate contra los asaltos sexuales en el ejército, los señalamientos sobre el jefe de la Casa Blanca son numerosos y creíbles. ‘He escuchado el testimonio de estas mujeres, y muchos de ellos son desgarradores’.

Al decir de la senadora, si el gobernante republicano no renuncia de inmediato, el Capitolio debería realizar las pesquisas apropiadas acerca de su comportamiento y hacerlo responsable.

Este lunes el senador demócrata Ron Wyden, de Oregón, también consideró que Trump debería salir del cargo y llamó al legislativo a indagar sobre las imputaciones.

‘Si Donald Trump no renuncia, el Congreso debe investigar las denuncias de muchas, muchas mujeres, de que las agredió sexualmente y las acosó. Nadie está por encima de la ley’, escribió en Twitter.

La demanda de Gillibrand y Wyden es similar a la realizada en los últimos días por el independiente Bernie Sanders (Vermont) y los demócratas Jeff Merkley (Oregón) y Cory Booker (Nueva Jersey).

Todos ellos instaron al jefe de Estado a dimitir luego de que la semana pasada el miembro de la Cámara alta Al Franken, otro integrante de la formación azul, renunciara a su escaño en el legislativo tras recibir varias denuncias de acoso sexual.

Además, sus pronunciamientos ocurrieron el mismo día en que tres féminas renovaron sus acusaciones de acoso sexual contra el mandatario.

Jessica Leeds, Samantha Holvey y Rachel Crooks, quienes en la campaña presidencial del año pasado condenaron la conducta de Trump, manifestaron que su hostigamiento duró décadas y pidieron una indagación en el Congreso sobre el comportamiento del gobernante.

Un audio de 2005, filtrado a la prensa, desató la polémica antes de los comicios de 2016 por mostrar al presidente mientras alardeaba de besar y tocar las partes íntimas de las mujeres sin su consentimiento.

Varias veces el jefe de Estado ha manifestado que la grabación es una fabricación y una mentira, y la Casa Blanca expresó que las acusaciones son falsas y ‘totalmente cuestionadas en la mayoría de los casos’.

Hace una semana, el exconductor de televisión Billy Bush confirmó en un artículo publicado en el diario The New York Times que el mencionado audio es real. (PL)

[:]