Marchan en Washington por la justicia racial


Washington, 1ro oct.- Miles de personas se movilizaron este sábado en la capital estadounidense en marchas por la justicia racial y las mujeres negras, como parte de un llamado a revertir las leyes, políticas y prácticas que aceleran la desigualdad.

Las dos manifestaciones, organizadas por separado pero en estrecha coordinación, partieron juntas desde el Capitolio hacia el Departamento de Justicia, para terminar el recorrido en la Explanada Nacional, donde varias activistas se dirigieron a los participantes.

En el sitio digital de la Marcha por la Justicia Racial se explicó que se trata de un movimiento multicomunitario, liderado por personas indígenas y negras, unidas a favor del cumplimiento de los derechos humanos básicos y los derechos civiles para todos.

Según los organizadores, el creciente movimiento contra las tácticas policiales racistas y los asesinatos ha transformado el terreno político de Estados Unidos y ha prestado mucha atención a una brutalidad de las fuerzas del orden que es endémica en el país.

A su vez, la Marcha por las Mujeres Negras tuvo el fin de denunciar la propagación de la violencia estatal y la encarcelación de mujeres y niñas negras, las violaciones y toda violencia sexual, los asesinatos y brutalidad contra transexuales, entre otros fenómenos.

En un punto del recorrido de esta jornada, cientos de participantes se arrodillaron frente al Hotel Trump Internacional en solidaridad con los jugadores de la Liga Nacional de Fútbol americano (NFL) que se arrodillan durante el himno estadounidense en protesta contra la brutalidad policial y el racismo.

La acción fue también un desafío contra el presidente Donald Trump, quien hace una semana comenzó una batalla contra los atletas que adoptan esa postura y llamó a los dueños de los equipos a despedirlos bajo el argumento de considerar su actitud antipatriótica.

En tanto, en la Explanada Nacional tomaron la palabra la activista feminista Gloria Steinem, la luchadora por los derechos musulmanes Linda Sarsour y Valerie Castile, la madre de Philando Castile, quien fue asesinado el pasado año por un policía blanco en una parada de tráfico.

La muerte de Philando Castile a manos de un oficial de policía de Minnesota en julio de 2016 y la absolución del oficial en junio último sirvieron de impulso a la Marcha por la Justicia Racial, explicó Maurice Cook, uno de los organizadores.

De acuerdo con Cook, los temas que reunieron a los manifestantes son anteriores a la administración de Trump o al Movimiento Black Lives Matter (Las vidas negras importan).

Pero la reciente retórica del Presidente, incluyendo duras críticas a los jugadores negros de la NFL que se arrodillan y la reticencia a condenar un ataque neonazi en Charlottesville, Virginia, estuvo en la mente de muchas personas este sábado, apuntó. (Texto y foto: PL)