Logros de salud en Cuba son de Primer Mundo, resalta OPS/OMS

Cienfuegos, Cuba, 23 mar .- Los logros del modelo de salud implantado en Cuba tras el triunfo de la Revolución (1959) están a la altura de un país perteneciente al Primer Mundo, resaltó aquí Cristian Morales, representante en la isla de OPS/OMS.

 

El economista declaró a Prensa Latina que las organizaciones Panamericana y Mundial de la Salud (OPS/OMS) destacan entre esos resultados loables los de reducción de la mortalidad materna.

Una de las metas de los objetivos de desarrollo sostenible trazados por la OMS con miras a 2030 fija un indicador de 70 fallecimientos de madres por cada 100 mil niños nacidos vivos, y Cuba ya lo rebajó a 26 mientras en el resto de América Latina alcanza la cifra de 138.

Eso significa que en período corto de tiempo, 13 años, deberán reducir ese indicador en casi un 50 por ciento, para lo cual se requiere de un esfuerzo tremendo por los sistemas nacionales de salud, comentó el directivo.

Morales subrayó casos específicos como los de Haití, que sobrepasa los 200 decesos maternos en el mismo rango numérico.

Ante tal panorama regional se impone la necesidad de elevar la calidad de los servicios médicos, pues los desafíos que se presentan no deberán limitarse solo al acceso a esas prestaciones, sino al nivel de competencia de los profesionales del sector, así como un nivel de recursos técnicos, materiales y financieros suficientes para lograr los objetivos delineados, argumentó.

Acerca de la reciente eliminación en Cuba de la trasmisión del VIH (virus de la inmunodeficiencia humana) de la madre al hijo, precisó que la mayor de la isla fue el primer país del mundo en certificar tal logro sanitario, en julio de 2015.

Es bueno entender que puede haber otros países con ese resultado, sin embargo, no se han sometido al proceso de verificación y certificación liderado por la OMS, respaldado por expertos y con una serie de criterios y requerimientos muy fuertes, apuntó Morales.

El representante de OPS/OMS también se refirió al adelanto en la isla del proceso que conduce a la eliminación de la tuberculosis.

Los indicadores de incidencia o prevalencia de la tuberculosis nos hacen pensar que en Cuba estamos cercanos a poder realizar un proceso similar al del VIH, aunque quedan muchas acciones por acometer, pero es algo que está en el horizonte, es plausible, no es una utopía, entonces, en ese sentido es otro de los campos en los que Cuba puede dar ejemplo, enfatizó.

Morales señaló que, según ambas organizaciones sanitarias, un país debe financiar su sistema de salud al menos con un gasto del seis por ciento de su Producto Interno Bruto y ya Cuba le dedica entre nueve y 11 puntos porcentuales de su PIB.

El promedio regional de ese indicador está entre el 3,5 y el 3,8, solo unos cuatro o cinco países sobrepasaron esa cifra y figuran en un nivel similar al cubano, explicó.

Para desencadenar las transformaciones de los sistemas de salud y que estos estos puedan responder mejor a las necesidades de los individuos y las comunidades es necesaria una acción importante por parte del Estado, pues no es el sector privado el que va a transformar la red sanitaria en la región, concluyó.