Listo inmueble para procesar productos marinos en sector pesquero santacruceño


Santa Cruz del Sur, 10 sep .- El inmueble que otrora se utilizara para la recepción de la langosta en la Empresa Pesquera e Industrial (EPISUR) “Algérico Lara Correa” de Santa Cruz del Sur, ha recibido las reparaciones y mantenimientos convenidos en el plan de inversiones de la entidad.

Fotos en Facebook


Se trasladará hasta allí el proceso de varios productos de valor agregado que hasta el día de hoy se procesaban en un área de la industria, para beneficio de la canasta básica poblacional a través de la pescadería especializada y las ventas a diferentes organismos.

La vetusta edificación golpeada duramente por el salitre ha quedado como nueva, pues se invirtieron en ella 41 mil pesos, destinados a la parte eléctrica, iluminación, enchapes de paredes, techo y piso, además de los trabajos en las mesetas, fregaderos, plomería y pintura, incluídos el mejoramiento de las puertas y la cubierta.

“Tiene 20 metros de largo por nueve de ancho. Fue una labor intensa durante seis meses, en jornadas por encima de las nueve horas diarias, fajados contra viento y marea. Siempre acorde a los recursos que recibíamos”, señaló Elio Pausa Bello, jefe de la brigada de mantenimiento constructivo de EPISUR.

No hace falta ser especialista en construcción civil para determinar a simple vista la notoria calidad con que se ha trabajado. “Cumplimos lo establecido”, ratificó Pausa. “Es un área donde se van a elaborar alimentos por lo que las normas higiénico-sanitarias no pueden fallar en ningún aspecto”.

El entusiasmo destella en la mirada del quisquilloso plomero Orlando Carrió Benítez. “Coloqué 30 metros de tubería. Puede revisar, no hay ni un saliderito. Ninguna tarea quedará mal hecha”.

Más de diez surtidos proseguirán saliendo desde este embellecido inmueble: masas de croqueta y almeja, pasta para bocaditos, albóndigas, sardinas en aceite y tomate, estofado y escabeche de pescados, hamburguesas, entre otros.

Confeccionados en pequeñas proporciones aportan un ingreso considerable a la “Algérico Lara Correa”, según lo confirmó José Martínez García, director de la Unidad Empresarial de Base (UEB) de la industria, responsabilizado con la calidad y la esfera comercial.

A partir de las cuatro de la madrugada dos brigadas compuestas por once integrantes de ambos sexos comenzarán las faenas en el acicalado edificio, dijo al reportero Orlando Aguilera Rojas, jefe de la brigada de valor agregado.

“Vamos a amanecer con suficientes surtidos para abastecer al pueblo, donde estará en primer orden el apetecido picadillo de pescado así como el resto de los productos que se mercantilizan en potes plásticos de diferentes formatos: 1 kilogramo, 250 y 500 gramos”.

En los umbrales donde radica la nueva línea de alimentos a base de productos marinos se efectuará este jueves en horas de la mañana el acto inaugural, con la presencia de trabajadores de la industria, directivos del Partido Comunista de Cuba (PCC) y el Gobierno en la localidad.