Lewis Carroll vuelve a escena cubana por Teatro de Las Estaciones

Matanzas, Cuba, 5 dic .-Alicia en busca del conejo blanco, obra sobre la novela original de Lewis Carroll, retorna a las tablas cubanas durante todo el mes de diciembre, de la mano del grupo titiritero Teatro de Las Estaciones.

 

En versión y puesta en escena de Rubén Darío Salazar, director del citado colectivo teatral, las funciones tendrán por escenario la Sala Pepe Camejo de esta ciudad, ubicada a 100 kilómetros al este de La Habana, los fines de semana del último mes del año.

Salazar precisó a Prensa Latina que la pieza se compone de una persecución fantástica en prólogo, 10 escenas, y un epílogo, concebida para actriz, figuras y telones, estrenada en 2013, y multipremiada con diversos lauros.

Los diseños de muñecos, vestuario, escenografía y luces a cargo del maestro Zenén Calero; el diseño gráfico de Yahilis Fonseca, la coreografía de Liliam Padrón, con música original de Elvira Santiago y asesoría dramática de Yamina Gibert, señaló Salazar.

Recordó que del primer elenco continúan María Laura Germán y Karen Sotolongo, ganadoras ambas del Premio Adolfo Llauradó como mejores actrices jóvenes del teatro para niños y de títeres en 2013.

Sotolongo alcanzó además Premio Caricato de la Unión Nacional de Escritores y Artistas (Uneac) como Mejor Actriz en el mismo género.

Las dos actrices, unidas a Migdalia Seguí, Iván García y Salazar, resultaron todos galardonados con el Premio Villanueva de la crítica teatral al mejor espectáculo de la escena para los pequeños, en el mismo año de su estreno.

‘Todos quieren a la niña imaginada por Carroll en el siglo XIX, pues cada vez que se versiona este cuento largo de origen británico para la escena, el ballet o el cine, se activa el espíritu y la esencia de esos maravillosos diálogos’ destacó Salazar.

En su opinión, ‘promover desde los escenarios la lectura de la mejor literatura para niños de todos los tiempos, ha sido uno de los principales objetivos de Teatro de Las Estaciones desde su fundación en 1994’.

‘Lo hemos hecho con Martí, Lorca, Andersen, Perrault o Collodi, entre otros autores y dramaturgos contemporáneos. La historia de Alicia siempre parece nueva. ¿Quién no ha buscado en la vida o en su labor profesional una quimera, una ilusión o un sueño cual un conejo blanco?’, expresó.