La voz de Cuba en Ginebra – Radio Santa Cruz

La voz de Cuba en Ginebra

Ginebra, 18 may.- Cuba compareció en Ginebra ante el tercer ciclo del Examen Periódico Universal del Consejo de Derechos Humanos, ocasión en la que se escuchó la voz de todo un país, desde las principales autoridades hasta la amplia y diversa sociedad civil.

En el ejercicio, señalado como muy relevante, quedaron expuestos en detalle los vastos avances conseguidos en materia de derechos humanos en el último lustro, en medio de un proceso de actualización socio-económica y como continuidad de toda la obra humanista de la Revolución.

Así lo enfatizó el ministro de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez, quien recordó el complejo panorama del país antes del triunfo de 1959.

“No había en Cuba derechos para los obreros y campesinos, eran frecuentes las ejecuciones extrajudiciales, las desapariciones forzadas y los actos de tortura. Era cruel la discriminación por el color de la piel, había un alto nivel de pobreza y las niñas y mujeres eran aún más excluidas. La dignidad de los cubanos era mancillada y la cultura nacional agredida”, denunció.

El titular subrayó que después de 1959, la Revolución liderada por Fidel Castro Ruz transformó esa realidad y continúa empeñada en elevar cada vez más la calidad de vida, el bienestar y la justicia social para todo el pueblo, materializando todos los derechos humanos.

“Esa voluntad de proteger la dignidad humana, proveer igualdad de oportunidades, y conquistar toda la justicia, ha sido invariable e inquebrantable hasta hoy”, aseveró.

El informe presentado detalló las numerosas acciones desplegadas para garantizar, por ejemplo, el derecho a la vida; el derecho a participar en la conducción de los asuntos políticos, libertades de opinión y expresión; el acceso a la información mediante las nuevas tecnologías; y la protección del derecho a la igualdad y la no discriminación.

A ello se añaden los derechos de grupos sociales específicos como las mujeres, los niños, los adultos mayores y los discapacitados; el derecho a la salud, a la educación, a la cultura, al trabajo, a la seguridad y la asistencia social, a la alimentación y a una vivienda adecuada.

AL HABLA LA SOCIEDAD CIVIL CUBANA

En la comparecencia ante el EPU, desarrollada en el Palacio de las Naciones de Ginebra, no solo se escuchó la voz de las autoridades cubanas, sino también de representantes de diversos sectores como la salud, la justicia y la cultura, así como de la sociedad civil.

Una de las delegadas presentes fue la especialista de Relaciones Internacionales de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), Gretel Marante, quien destacó que las féminas, como todos los ciudadanos del país, disfrutan de los mismos derechos y oportunidades.

“Ello implica el derecho a una vida digna, a la seguridad, a una vida libre de violencia, a un empleo digno, a la salud, a la educación, a la cultura, todo de forma universal y gratuita”, aseveró en declaraciones a Prensa Latina.

Para ejemplificar los altos niveles de equidad conseguidos, mencionó que en la Asamblea Nacional recientemente constituida, de 605 diputados, 322 son mujeres.

“Nuestros hombres son los primeros en reconocer el valor de la mujer cubana, que junto a ellos forjó la Revolución, y lo seguirá haciendo”, destacó.

A la sesión también asistió el presidente de la Unión Nacional de Juristas, Alexis Ginarte, quien subrayó que Cuba dispone de un amplio marco jurídico e institucional dirigido a garantizar el cumplimiento de los derechos humanos.

En entrevista con Prensa Latina, Ginarte recordó que desde la aprobación de la Constitución de 1976, quedaron establecidos los derechos de ciudadanos nacionales y los extranjeros residentes.

A partir de ese mismo año se impulsó todo el andamiaje jurídico en códigos, leyes y otras normativas, para la protección de los derechos desde diversos instrumentos como los códigos de Trabajo, de Familia; Civil y Penal.

“La Revolución es un ejemplo en el proceso de institucionalización del país, y lo ha sido también en el seguimiento a la protección de los derechos humanos, para que no exista un niño desamparado, un anciano desamparado, todo eso tiene un respaldo en la ley”, enfatizó.

Por su parte, el presidente de la Asociación Cubana de Naciones Unidas (ACNU), Fermín Quiñones, llevó al EPU un mensaje de unidad de las 135 entidades y organizaciones de la sociedad civil que integran la ACNU.

De acuerdo con sus declaraciones, en ella se reúnen esas diversas asociaciones para debatir, hacer propuestas y formular consideraciones sobre los diversos temas de interés nacional.

“Muchos de los integrantes de esas organizaciones forman parte de la Asamblea Nacional y a través de esa vía se trasladan los criterios a nuestro principal órgano legislativo, de manera que estamos representados de forma concreta”, destacó.

Asimismo, subrayó que en los últimos años se han profundizado los intercambios entre el gobierno y la sociedad civil sobre diversas temáticas, una interacción que ya existía y se ha venido reforzando como muestra de la importancia otorgada en el país a la participación social.

CUBA GENERA  ALTAS EXPECTATIVAS

La presentación de Cuba en Ginebra generó altas expectativas: representantes de 143 países hicieron uso de la palabra para realizar más de 300 recomendaciones, un número récord de intervenciones en la historia de los EPU.

En las declaraciones sobresalieron las expresiones de reconocimiento y admiración a los avances conseguidos por la nación caribeña en cuestiones como los derechos de la niñez, la igualdad de género, el acceso gratuito a la salud y la educación.

Senegal, Serbia, Zimbabwe y Ecuador destacaron los proyectos impulsados a favor de los niños y adolescentes en la isla caribeña y celebraron los planes inclusivos del gobierno, dirigidos a personas con discapacidad.

Otros países como Argentina, Portugal, Honduras y Mali felicitaron a la nación antillana por llevar más allá de sus fronteras experiencias en alfabetización y ayudar a librar del analfabetismo a millones de personas en el orbe.

De su lado, Venezuela destacó el modelo democrático vigente en el país caribeño y su compromiso con los derechos humanos e instó a mantener las acciones en ese sentido.

El ministro de Exteriores cubano agradeció todas las intervenciones y las recomendaciones formuladas sobre la base del respeto a principios de soberanía y no injerencia en los asuntos internos, al tiempo que rechazó los intentos de manipulación.

En este sentido, calificó de “lamentable que algunos países continúen manipulando la cuestión de los derechos humanos con fines políticos, para continuar justificando bloqueo”, en referencia implícita a Estados Unidos.

De acuerdo con su declaración, “no tienen ninguna autoridad moral y por el contrario, son autores de amplias, bien documentadas e impunes violaciones de los derechos humanos”.

Rodríguez deploró que atenten contra los objetivos del EPU e insisten en la selectividad, los dobles raseros y la politización de los derechos humanos.

En las conclusiones del ejercicio, Rodríguez reiteró el compromiso de Cuba de cooperar con el sistema de derechos humanos de la ONU y en particular con el Consejo y sus mecanismos de aplicación universal y no discriminatoria.

“Persistiremos en nuestra Revolución socialista y democrática de los humildes, con los humildes y para los humildes, proclamada por el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, e inspirados en la fraterna fórmula de José Martí: Con todos y para el bien de todos”, remarcó. (Luisa María González/Corresponsal de Prensa Latina en Francia.) (Foto: Archivo)