La inocuidad de los alimentos: responsabilidad de todos

La inocuidad de los alimentos responsabilidad de todos
Desarrollo del tema en el Programa Haciendo Radio

El 28 de febrero del presente año fueron aprobadas por el Consejo de Ministros dos políticas, una sobre el Perfeccionamiento del Sistema de Normalización, Metrología, Calidad y Certificación, y la otra aborda la inocuidad de los alimentos.

El Director de Normalización de la Oficina Nacional, René Fernández Infante, precisó que en nuestro país existe un portafolio de cuatro mil 891 normas, de ellas 606 están dirigidas al sector alimentario, dentro de estas últimas hay 60 de carácter obligatorio tanto para las formas de gestión estatal y no estatal.

El experto al igual que nuestra población reconocen que aún falta acción en nuestra vida cotidiana, respecto a la metrología y la inocuidad de los alimentos tanto en el sector estatal y no estatal, ambas políticas demuestran la necesidad de capacitar a los actores responsables de cumplir con la cadena de valor en los alimentos.

Para lograr alimentos de calidad debe evitarse la contaminación, tener ciertas condiciones de almacenamiento, refrigeración, transportación y finalmente realizar una correcta la manipulación. Los diagnósticos que se hicieron demuestran que todavía hay indisciplinas por parte de los actores, tanto de los Trabajadores por Cuenta Propia, como por aquellas unidades que ofertan servicios de gastronomía, que unen alimentos elaborados con otros crudos, se ubican cerca de depósitos de basura, cobran con la misma mano que elaboran, entre otras indisciplinas.

Hay un enfoque de cadena de valor, en los alimentos que parte desde la agricultura y transita por varios procesos hasta llegar al consumo, los cuales deben ser controlados por cada responsable, incluyendo los autorizados competentes.

Asegura René Fernández que los elaboradores de alimentos deben de tener un mínimo de conocimiento. Hoy existen dos normas cubanas de vital importancia, la 143 que establece los requisitos generales de higiene de los alimentos, sin embargo es una de las normas más incumplidas. Entre ellas por la presencia de animales afectivos, cafeterías en mal estado y con falta de higiene, entre otras realidades.

Aun cuando las dos políticas perfeccionen aspectos de la metrología, calidad y la inocuidad de los alimentos, las personas autorizadas a manipularlos deben aplicar buenas prácticas tales como lavarse las manos, cepillar las uñas con agua corriente y potable, colocarse guantes, además los consumidores estamos en la obligación reclamar algunos comportamientos personales que vemos muy a menudo en unidades gastronómicas y establecimientos particulares tales como fumar, estornudar y hasta toser sin la debida protección. Las normas están, lo que hace falta es cumplir con ellas.

El Director de Organización y Sistema de la Corporación CIMEX, el Máster Guillermo Castro Pérez argumentó que su organización cuenta con varias herramientas para la protección a los consumidores como parte de esas nuevas políticas aprobadas recientemente, existen comprobadores de precios en las unidades de mayor porte, y la decisión de habilitar el número único por el cual los clientes se comunican con bastante facilidad y expresan sus quejas e inconformidad 080000724, con un servicio de alcance nacional y gratuito, habilitado las 24 horas. Desde su implementación en febrero del presente año se han recibido 2 mil 826 llamadas de ellas con razón el 81,6 por ciento.

Castro Pérez reconoció que la estructura creada por CIMEX para atender la calidad, la normalización, la metrología y la inocuidad de los alimentos es insuficiente todavía, aunque se trabaja en todos los eslabones. Esta Corporación dispone de 36 Empresas, 19 de ellas dedicadas al Comercio Minorista y posee 113 Unidades Económicas Básicas y mil 563 Tiendas, 661 Servicentros, 472 Unidades Gastronómicas y 40 Photo Service. El 70 por ciento de las Empresas cuentan con Sistema de Gestión Certificados.

CIMEX tiene un programa anual de reposición y reparación de las pesas que aseguran la vitalidad de los servicios de cara a la población. Importan más de un millón de USD que representan alrededor de un millón 800 unidades, de ellas el 60 por ciento es para la Corporación, 10 por ciento a TRD CARIBE y el 30 a terceros clientes.

El plan de inversiones de CIMEX para el aseguramiento de la Metrología asciende a 4 Millones 305 mil CUC y se destinan para la actividades de mantenimiento y reparación aproximadamente 600 mil CUC. Además esta organización tiene establecido que todas las Unidades, donde se vendan productos frescos y congelados existan las pesas de comprobación.

La inocuidad de los alimentos responsabilidad de todos

La jefa del Grupo de Gastronomía Nora Márquez Cruz destaca que CIMEX cuenta con 14 grupos de elaboración y empaque Chef-Pack con las líneas de producción de porcionamiento de cárnicos, panadería, dulcería y lunch, 4 plantas de helado, 3 de la marca BimBon y una de la marca Colibrí, además de 9 panaderías- dulcerías Doñaneli.

El Centro de mayor capacidad de producción es el de Camagüey y Boyeros de La Habana construido bajo los principios del sistema de normas cubanas sanitarias que establecen los requisitos de almacenamiento, manipulación, elaboración y distribución de los alimentos, cumpliendo el principio de marcha hacia adelante, sin cruzamientos que propicien la contaminación de los mismos.

En él se procesan diariamente alrededor de 18 a 20 toneladas de pollo porcionado, lo que representa unas 18 mil unidades de bolsas o paquetes dedicados a los territorios de La Habana, Artemisa y Mayabeque. El pesaje y etiquetado de las bolsas se realiza con pesas etiquetadoras que realizan dos funciones de manera automática, donde refleja el peso neto del producto, precio de venta, fecha de envasado y la fecha límite de venta.

La inocuidad de los alimentos responsabilidad de todos

Para garantizar la inocuidad de los alimentos la Corporación CIMEX realiza un trabajo sistemático de control, exigencia y capacitación, en el cumplimiento de todas las medidas, acciones y comportamiento del personal que intervienen, en todo el proceso de elaboración de los alimentos. También se controla la salud de los trabajadores, la manipulación, registro de la temperatura, entre otros indicadores.

CIMEX destina todos los años un presupuesto millonario para garantizar, la inocuidad de los alimentos, donde se tienen en cuenta los aspectos como análisis del agua, uniformes sanitarios, medios y materiales de limpieza y desinfección, fumigación para el control de plaga, equipos para garantizar la cadena de frío y medios de protección.