[:es]Intercambian esconomistas y contadores camagüeyanos sobre uso eficiente del presupuesto estatal[:]

[:es]

Camagüey, 1ro mar.- El II Taller Provincial de Presupuesto y Gasto Público que aconteció en esta ciudad ofreció herramientas para utilizar eficientemente el monto asignado, a partir de la premisa de que cada actividad posee una norma de consumo que debe cumplirse para evitar sobregiros o inejecuciones.

Josefina Torres Mora, presidenta de la filial agramontina de  la Asociación Nacional de Economistas y Contadores de Cuba (ANEC), comentó que también se requiere de un sistema empresarial con eficiencia.

Por su parte, Ana Luisa Álvarez Machado, especialista de la Dirección Provincial de Finanzas y Precios, dijo que aunque se muestran pasos de avances, aún se manifiestan dificultades en la actividad contable debido a que no se cubre la plantilla, la insuficiente capacitación y falta de incentivo de ese personal.

Orlando Cardoso Moreno, auditor supervisor de la Contraloría Provincial aseguró que “el presupuesto hay que administrarlo, no es gastar por gastar, pues hay que tener bien claro dónde y en qué momento invertimos”.

El también Premio Nacional de Economía en la especialidad de Auditoría destacó lo trascendental de la disciplina financiera, y de la calidad del registro contable para alcanzar eficiencia y eficacia.

En el Taller tomaron parte representantes de varias entidades, entre ellos Osvaldo Fernández Rodríguez, jefe de la sección de Contabilidad de la Dirección Provincial de Salud, quien explicó que todavía no se consigue la discusión con los trabajadores de las normas unitarias de gastos para el uso racional del presupuesto, en un sector de tanto impacto y en el que la racionalidad es fundamental para la prestación de servicios médicos con garantía y profesionalidad.

Por su parte, Carmen Rosa Gómez Castellanos, especialista principal del grupo económico de la Radio en Camagüey, enumeró malas prácticas que se han detectado en el sistema presupuestado, las cuales  deben eliminase, como el empleo de las partidas en gastos que no les corresponden, el pago indebido y la acumulación de gastos.

“Hay que mantener todas las líneas de trabajo atendiendo a los lineamientos y políticas contables para una mejor utilización del presupuesto”, opinó.

Un procedimiento para el cálculo de las normas unitarias de gastos compartió con los asistentes Sara Varona Paso, subdirectora económica de Servicios Comunales en la provincia, el cual permite analizar los costos de cada actividad específica de esa entidad.

El tema del presupuesto es recurrente en los planes de estudio de la carrera de Contabilidad, como explicó Antonio Sánchez, jefe de esa especialidad en la Universidad de Camagüey Ignacio Agramonte Loynaz, quien precisó que todos los ciudadanos deben dominar cuánto se planifica, cuánto se gasta y cuáles son las causas de las variaciones.

Auspiciado por la filial camagüeyana de la Asociación Nacional de Economistas y Contadores de Cuba, el II Taller Provincial de Presupuesto y Gasto Público subrayó la necesidad de que los gastos se correspondan con los niveles de actividad, y que los ingresos se reviertan en programas sociales. (Juan G. Mendoza Medina/ Radio Cadena Agramonte.) (Fotos del autor)[:]