Instrucción y educación, de la mano en escuela primaria santacruceña

Santa Cruz del Sur, 31 may.- Siguiendo las orientaciones metodológicas establecidas en el Sistema Educacional Cubano, los dos educadores que atienden el proceso docente educativo en la escuela primaria José Luis Tassende de San Rafael, localidad rural santacruceña, instruyen y educan a la vez a varios pequeñines.

El plantel desarrolla el proceso docente-educativo con sistema multígrado en una de sus aulas. Julia Torres Proenza imparte varios programas a escolares de primero a cuarto grado.

“Lo fundamental es que cada día de clases tenga una motivación. Desde cada asignatura formamos a los educandos,  para que el “cocuyito” del deber  mantenga la luz encendida. Así querrán las materias como a los juegos que para ellos son esenciales”, manifestó la pedagoga.

Daniel Barroso Gutiérrez, estudiante de primer grado mira de reojo al reportero… sonríe. “La maestra habla muy lindo, por eso deseamos tenerla siempre con nosotros. A veces nos da un regañito cuando no hemos cumplido bien las tareas. Aprendemos a ser responsables”.

“Cuando tenemos dudas en algún ejercicio la profe nos lo explica las veces que sea necesario. Nunca se molesta por eso, le gusta que aprendamos, para convertirnos en buenos patriotas”, comentó Jelen Daniela Díaz Sánchez, de segundo.

De igual manera funciona en el sencillo recinto el Programa Educa a tu Hijo. Leidi Aguilar Corné ya conoce los colores, las figuras geométricas. “También los trazos”, expresa lacónica. Ahora Julia poquito a poquito le da a conocer los análisis fónicos de los vocablos.

Control exhaustivo lleva la joven Yanetsy Proenza Torres de los expedientes de los colegiales. “En esos documentos los maestros escriben la participación de los escolares en las actividades, la puntualidad a clases, el vínculo de su familia con el plantel, entre otras. Es la historia de vida que le permite a otro educador conocer las características de cualquiera de estos niños”.

Tras concluir el curso escolar 2006-2007 Rafael Moreno Rodríguez, se jubila, pero se llevó hacia la casa el aula en su corazón. “Trabajaba en el seminternado Jesús Menéndez Larrondo, del poblado Cándido González. Allí en ese período impartí el tercer grado. Sentía que me faltaba algo”.

Este profesional de 71 años regresó al entorno laboral que adora. “Estoy a cargo de los pioneros de sexto en este centro. Soy enteramente feliz”.

Odelaisi Madrigal Gutiérrez, una de las discípulas aseveró: “Cuando comencemos en la secundaria básica vamos a echarle de menos al profesor Rafael”.

En el contexto rural de la comunidad San Rafael, distante diez kilómetros del emporio cabecera se encuentra edificada la “José Luis Tassende”. La delicia del ejercicio magisterial, allí,  contribuye a magnificar el valor humano por el que se educa.