Instituciones culturales camagüeyanas también sintieron los embates del huracán Irma

Camagüey, 13 sep.- La cubierta resultó la principal diana del huracán Irma en las 37 instituciones de Cultura más afectadas en esta provincia, a partir de un recorrido por Esmeralda, Sierra de Cubitas, Nuevitas, Florida, Minas y el municipio capital.

Irma Horta Mesa, directora de Cultura, confirmó a Adelante Digital que en Esmeralda colapsó el cine, y que allá son recuperables la sede de su dirección municipal, la Casa de Cultura y su homóloga del poblado de Brasil, donde además laceró la librería y el cine.

“Tenemos grandes daños en la Escuela Vocacional de Arte Luis Casas Romero, donde se llevó toda la impermeabilización del cuarto piso. Ya salió de La Habana una rastra con dos mil 500 metros de manta asfáltica, porque en la estrategia del Ministerio de Cultura está la vitalidad de la enseñanza artística”, enfatizó Horta Mesa.

En la ciudad de Camagüey, el ciclón embistió contra siete teatros, principalmente el techo sobre el escenario del “Avellaneda” y, el “Guiñol”, que ya agonizaba desde la tormenta local severa de finales de agosto.

También del Consejo Provincial de las Artes Escénicas se reportó el desprendimiento de la cubierta en el salón de ensayo del Ballet de Camagüey, y afectaciones en falso techos, el local de peluquería y filtraciones en el taller de escenografía.

Otros inmuebles donde radican agrupaciones emblemáticas afectados, son los de la Orquesta Sinfónica de Camagüey y la Compañía Folklórica Camagua, además de la librería Mariana Grajales, de la calle República.

Horta Mesa añadió que en el municipio de Minas el cine de Senado quedó sin techo; que en Nuevitas se removió la cubierta del Museo y que en Florida perdió la cubierta la Casa del Joven Creador, sede de una de las pocas células de la Asociación Hermanos Saíz en Cuba.

La Directora también constató los daños en las direcciones municipales de Cultura en Nuevitas, Florida y Sierra de Cubitas, y en las Casas de Cultura de las comunidades de Sierra de Cubitas y Nuevitas.

“En medio de esta desolación que tienen las personas en el orden material, es importante comprender la riqueza espiritual que representa tener estas instalaciones reparadas. Lo vamos a hacer. Hemos trabajado tanto, que no lo merecíamos”, concluyó Horta Mesa. (Adelante) (Foto: Pedro Paneque Ruiz)