[:es]Inauguran en Granada obelisco a mártires internacionalistas cubanos[:]

[:es]


Saint George, 27 oct.- Un obelisco que recuerda la caída en combate de 24 trabajadores internacionalistas cubanos durante la invasión de Estados Unidos a Granada, en octubre de 1983, fue inaugurado en el capitalino aeropuerto Maurice Bishop.

 

El hecho coincidió con el nuevo aniversario de la defensa realizada por civiles cubanos a su campamento de trabajo, bombardeado desde aviones, helicópteros y buques de guerra, y asaltado por unos siete mil marines y paracaidistas estadounidenses que protagonizaban la operación codificada bajo el nombre de Furia Urgente.

Con la ilegal irrupción norteamreicana en Granada se derrocó el Gobierno del primer ministro Maurice Bishop y se pretendió detener el auge del movimiento revolucionario en la región.

El monumento fue construido en dos años como resultado del aporte de granadinos egresados de centros educacionales cubanos y colaboradores en esta isla.

También se contó con el apoyo del Sindicato de Trabajadores Técnicos y Asociados (TAWU), las autoridades del aeropuerto y el Gobierno de Granada.

El acto de inauguración del obelisco fue presidido por Nickolas Steele, ministro de Salud y Seguridad Social, en representación de la administración granadina y por la embajadora cubana María Balaguer.

Al intervenir, Steele denunció el cruel bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Washington contra Cuba durante más de 55 años.

Por su parte, Terence Marryshow, a nombre de la Asociación de Amistad Granada-Cuba, resaltó las históricas relaciones de amistad entre ambos pueblos y se refirió al heroísmo de los internacionalistas cubanos caídos durante la invasión.

El funcionario de la principal terminal aeroportuarioa granadina Wendy Williams destacó asimismo que el monumento forma parte del patrimonio de esa institución y será un lugar de permanente tributo a los héroes cubanos.

Balaguer agradeció el apoyo recibido por los granadinos para erigir la obra, que constituye ‘un símbolo del heroísmo y solidaridad hacia su país’. Con la invasión Estados Unidos procuró dar una lección. Bombardeó lugares no militares como el aeropuerto e incluso un hospital psiquiátrico, que lógicamente no refiere peligro alguno.

Historiadores consideran tal acción como uno de los hechos más ingloriosos e infames que un país poderoso puede realizar con relación a un país pequeño.

ocs/bjm

(PL)

[:]