Impulsa Cuba energía renovable a partir de la biomasa

Área de tierra preparada para iniciar la construcción de una bioeléctrica, como parte de un proyecto chino-cubano-británico, en áreas del ingenio Ciro Redondo, en la provincia Ciego de Ávila, Cuba, el 27 de abril de 2017. ACN FOTO/Osvaldo GUTIÉRREZ GÓMEZ/ogm

Ciego de Ávila, Cuba, 28 abr.- La energía renovable en la mayor de las Antillas cobró fuerzas a partir de la puesta en práctica este jueves de un proyecto chino-cubano-británico, al lado del central azucarero Ciro Redondo, de Ciego de Ávila.

Una piedra de 10 toneladas de peso colocada simbólicamente en un área aledaña al ingenio, marcó el inicio de la construcción de una bioeléctrica, tras la limpieza y el movimiento de tierra de más de 40 mil metros cúbicos.

A la ceremonia asistieron Antony Stokes y Chen Xi, embajadores del Reino Unido y la República Popular China, en ese orden, junto a otros funcionarios de ambas naciones y especialistas del Grupo Azucarero Azcuba.

En diálogo con los asistentes, Chen Xi subrayó que el plan es un objetivo estratégico para Cuba, porque será una producción limpia, protegerá el medio ambiente y  es un paso hacia el cambio de la matriz energética del país.

La iniciativa es una muestra más de la hermandad y solidaridad entre China y Cuba, afirmó Chen Xi.

Enfatizó que el nuevo centro dispondrá de tecnologías de punta, provenientes del Instituto de Diseño y Estudio de Industria de Maquinaria, de Shanghai, de alto prestigio en la fabricación de módulos energéticos.

Mientras, Antony Stokes destacó por su parte que la bioenergía o energía de biomasa es una técnica muy importante, porque se pueden aprovechar diversas materias primas orgánicas, residuos y plantaciones, y en el caso cubano son múltiples las ventajas con el bagazo de la caña de azúcar y el marabú, por citar dos de esas fuentes, indicó.

Esta obra podrá generar 60 megawatt-hora y está valorada en más de 160 millones de dólares, cuya terminación se prevé para el 2019, dijo a la prensa Francisco Lleó Martín, presidente general de la empresa SERUS S.A, perteneciente a la rama azucarera.

Agregó que se utilizará el bagazo de caña durante el tiempo activo de zafra y después aprovecharán el marabú como combustible, madera reinante y de amplia vegetación  en 15 kilómetros a la redonda de la cabecera municipal.

Lleó Martín precisó que la industria tendrá una extensión de cinco hectáreas, de las cuales dos son para el montaje de equipos tecnológicos y el resto destinado al almacenamiento de la materia prima y otras funciones.

De las 25 bioeléctricas previstas para los próximos años en el país, se trabaja en cuatro, de las cuales las más avanzadas son la del central matancero Jesús Rabí y la de Ciro Redondo.

La empresa Biopower S.A., formada con capital de la empresa británica Havana Energy , y la  ZERUS S.A., esta última adscrita al Grupo Azcuba, son las encargadas de materializar el  propósito, que representará aproximadamente el 24 % del total de la electricidad que genera Cuba cuando todas las bioeléctricas estén funcionando.  (Texto y foto: ACN)