Honra universidad de Nicaragua a Fidel Castro

Managua, 23 nov .-La Universidad Autónoma de Nicaragua (UNAM-León) entregó al líder histórico de Revolución Cubana, Fidel Castro, el título de Doctor Honoris Causa, a un año de su partida física, por sus aportes en el campo político, social, cultural y humanista.

 

La máxima distinción que confiere esa casa de altos estudios, ubicada en el departamento de León, fue recibida en su lugar por el embajador de Cuba en Nicaragua, Juan Carlos Hernández, quien agradeció en nombre de su pueblo y gobierno este gesto especial de solidaridad y afecto hacia la isla.

‘Convencido estoy que esa sería su única condición para aceptar el recibimiento de tan alto honor, expresó.

Un hombre como Fidel, que aún después de su fallecimiento nos continuó dando lecciones de dignidad y grandeza, fue capaz de rechazar reconocimientos y honores y se mantuvo fiel a las enseñanzas de José Martí, quien dijo que ‘toda la gloria del mundo cabe en un grano de maíz’.

Para Hernández el mejor homenaje que se le puede hacer al líder cubano es mantener vivo su legado.

‘Hoy, cuando estamos a tres días de conmemorar el primer aniversario del tránsito hacia la inmortalidad, no puedo dejar de reconocer -en nombre del gobierno y del glorioso pueblo de Cuba- el infinito agradecimiento al Gobierno Sandinista y a todo el pueblo nicaragüense por las muestras de respeto y admiración hacia el líder eterno de la Revolución Cubana’, subrayó.

Asimismo el diplomático sostuvo que el líder cubano hizo trizas conceptos de las relaciones internacionales y de la política, como el fatalismo geográfico; el orden mundial existente; el papel de las potencias; los mitos raciales de supremacía blanca y los de género.

Nunca antes un país del llamado Tercer Mundo contribuyó con cientos de miles de sus valientes internacionalistas a defender la independencia, la libertad y el desarrollo, sin cobrar un centavo por ello, indicó.

Entendió que la pobreza no se elimina con las bombas, sino con la cooperación. Hizo de la solidaridad internacionalista un pilar esencial de la política exterior de la mayor de las Antillas, enfatizó.

Por otra parte, el diplomático resaltó la entrañable hermandad que ha unido históricamente a Cuba y Nicaragua, la profunda admiración y simpatía que el Comandante en Jefe Fidel Castro le profería a la Revolución Sandinista, a Daniel (Ortega), a Rosario (Murillo) y a todo el pueblo nicaragüense.

Dos Revoluciones hermanas y profundas, que al decir del propio Fidel tenían ‘muchas cosas iguales y muchas cosas diferentes, como tienen que ser todas las revoluciones verdaderas’, apostilló.

Por todo ello nuestro firme compromiso de fortalecer esa hermandad y trabajar en aras de desarrollar en todas las esferas posibles nuestras relaciones bilaterales. Esa será nuestra manera de mantener vivo el legado de Fidel, quien una vez aseguró ‘Nuestros conceptos sobre la condición humana de otros pueblos y el deber de la hermandad y la solidaridad jamás fueron ni serán traicionados’, puntualizó.

A su vez, el rector de la UNAM-León, Octavio Guevara, consideró a Fidel como la máxima figura de persona y humanista.

Está distinción, dijo, se aprobó en sesión ordinaria el 9 de agosto de 2016, tres meses antes de su fallecimiento, sin embargo no se pudo concretar la investidura, apuntó.

Este título, abundó, es un reconocimiento a la meritoria e invaluable contribución a la humanidad, por su vasta y original obra revolucionaria, como líder histórico de la Revolución Cubana y sus valiosos aportes universales en el campo político, social, cultural y humanista. (PL)