Formación de anestesiólogos en Cuba con alto rigor científico

anestesiólogoCamagüey, 20 dic.- Más de un centenar de residentes de Anestesiología y Reanimación se forman actualmente en toda Cuba, entre médicos nacionales y becarios extranjeros, con un alto rigor científico acorde al desarrollo de esa especialidad a nivel mundial.

En una visita a esta ciudad, la doctora Idoris Cordero Escobar, vicepresidenta de la Sociedad Cubana de Anestesiología y Reanimación, explicó a la ACN que a pesar de limitaciones en el acceso a tecnologías y medicamentos específicos, se potencia una formación sólida y sin lagunas de conocimientos.

Existen fármacos de patente estadounidense, por ejemplo, a los cuales nuestro sistema de salud pública no tiene acceso a consecuencia del bloqueo del gobierno de ese país contra la Isla, pero nuestros especialistas se preparan sabiendo que existen y cuáles son sus protocolos, amén de que trabajen con alternativas, argumentó la investigadora y profesora titular.

La calidad de los anestesiólogos cubanos se verifica no solo en los salones de operaciones del archipiélago, sino también en las decenas de naciones donde está presente la cooperación médica de la mayor de las Antillas, y en la alta demanda que se hace de ellos, añadió la Doctora en Ciencias.

En cuanto a las investigaciones científicas que impulsa la sociedad para el acompañamiento de esa formación, la doctora Cordero enunció que entre las líneas fundamentales están la anestesia pediátrica, neonatal, obstétrica, cardiovascular, en pacientes críticos y para el estudio y tratamiento del dolor.

Invitada a la Jornada Provincial Memorias y Experiencias de la Anestesiología y Reanimación 2016, organizada por el capítulo en Camagüey de esa sociedad científica, Idoris Cordero remarcó que aunque la especialidad tiende a quedar un poco en el anonimato, su impacto es vital en todos los campos de la Medicina.

En los últimos diez años, la parte asistencial también se ha beneficiado con la incorporación de máquinas de anestesia, monitores, bombas de infusión y otras herramientas fundamentales para su práctica exitosa, en todos los hospitales cubanos, apuntó.

La cita camagüeyana, que se desarrolló durante dos días, trató temas como la formación de valores en la enseñanza de postgrado, la intubación y extubación, la evaluación neurológica del paciente quirúrgico, entre otros. (ACN) (Foto: Archivo)