Festival de cultura cubana honra a Martí y Fidel Castro en México

San Miguel de Allende, México, 11 mar.- El capítulo teórico del festival Cubafest SMA centró la atención de intelectuales y personalidades de esta urbe gunajuatense, tras su apertura con un homenaje a José Martí y al líder de la Revolución cubana, Fidel Castro.

 

Al referirse en el Museo Casa Natal de Ignacio Allende al aniversario 115 este año de las relaciones entre Cuba y México, el investigador Adolfo Rubio resaltó anoche la presencia de Martí desde antes de 1902 en esta nación y su influencia como autor intelectual de la obra de la generación encabezada por el autor de La Historia me Absolverá.

Destacó Rubio la llegada de Martí a México a mediados de la década de 1870 y sus nexos con destacados intelectuales de esta nación, quienes a pesar de su juventud lo acogieron como una voz destacada del Liceo Hidalgo.

Resulta motivo de orgullo para los oriundos de esta ciudad reconocida por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad que Martí mantuviera contactos y correspondencia con un destacado pensador sanmiguelense como Ignacio Ramírez (el Nigromante), dijo el conferencista.

Formalmente -añadió-, las relaciones diplomáticas se establecieron en 1902, tras la independencia de la isla hermana, pero la presencia de Martí en México confirma que nuestra nación fue siempre tierra de acogida para los patriotas cubanos.

Por eso, cuando inspirados en la doctrina martiana Fidel Castro y sus compañeros reiniciaron la lucha por la definitiva independencia en 1953, después de varios años de prisión y de amenazas tras la excarcelación, hallaron refugio en nuestro país, subrayó el ponente.

Recordó Rubio que en México los jóvenes pudieron prepararse militarmente en condiciones de clandestinidad, y que desde Veracruz partieron a bordo del yate Granma en 1956, acción que originó el nacimiento de las Fuerzas Armadas Revolucionarias con el desembarco en la antigua provincia de Oriente, el 2 de diciembre de ese año.

Significó el conferencista que los nexos mexicano-cubanos no solo tienen vasos comunicantes en el terreno de la política y la economía, sino también en el plano cultural, factor que identifica y fortalece la identidad de ambos pueblos.

Ejemplificó sobre las influencias mutuas en el terreno de la literatura, la música y sobre todo en los bailes, con ejemplos como el danzón y el mambo, que llegaron desde Cuba y echaron tales raíces acá, que hoy se bailan cotidianamente más en México que en la tierra originaria, según expresó.

Estos elementos comunes inspiran la realización de todo tipo de esfuerzos para hacer realidad el festival Cubafest, que promueve la cultura cubana en San Miguel y otros municipios del estado de Guanajuato, concluyó Rubio.