Festival de Aficionados tiene su espacio en Jornada de la Cultura Santacruceña

El reflejo del trabajo con alma de beso que realizan promotores culturales e instructores de arte en este territorio se corroboró en el Festival Municipal del Movimiento de Aficionados desarrollado sobre el escenario de la Casa de Cultura Olga Alonso.

A la heterogénea masa de artistas le evaluó el talento en la fresca mañana de este domingo, el jurado compuesto por especialistas de música y teatro.

Encabezaron la lista de los primeros concursantes la pequeña Anailys Pérez, que interpretó la canción El mundo loquicuento y el grupo infantil Salamandra con un tema musical dedicado a Martí.

Merecidos aplausos recibieron además los solistas Adrián Hernández, Rafael Cárdenas y Flor María Aston, quienes cantaron De qué callada manera, Más que tu amigo y Amor eterno, en el mismo orden.

Después en las tablas resonó cadenciosa la voz de Antonio Rivera. Este amante del poema declamó La vieja cañada, de José Ángel Buesa. Otra enamorada del género literario, Leonor Anaya, de su propia inspiración leyó La triste caravana, dedicada a la muerte del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz.

Concursaron de igual manera el imitador vocal Adrián Aguilar, el narrador oral Nelson Nápoles, mientras que en solitario lo hicieron los cantantes Yusniel Saborit y Yudelsi Nápoles, encargados de defender las obras Atado a tu amor y el Punto cubano.

Durante la espera de los resultados del evento el aficionado del reguetón Daniel Mayada hizo bailar a varios de los espectadores. Por su  parte Yordan Reyes le puso puro sentimiento a rancheras muy conocidas.

Ganadores resultaron Antonio Rivera, Nelson Nápoles y el artesano popular Osmel López,  pero el primer premio se le otorgó a Flor María Aston.

Manuel Pantoja Morales, instructor de música de la Olga Alonso, reconoció que este festival tuvo mayor calidad artística que los de años anteriores.