Exigen Pastores por la Paz fin del bloqueo de EE.UU. a Cuba

México, 25 jun .-La organización ecuménica de Estados Unidos Pastores por la Paz exigió al gobierno del presidente Donald Trump el levantamiento incondicional del bloqueo económico, comercial y financiero de hace seis décadas contra Cuba.

 

En una conferencia de prensa en el Centro Nacional de Comunicación Social de esta capital, Gail Walker, directora de la institución religiosa, explicó que se trata de la trigésima caravana de solidaridad que se organiza en apoyo al pueblo cubano.

Informó que en esta ocasión la caravana está formada por 35 personas de Estados Unidos y Canadá que cuentan con el apoyo de instituciones y personalidades mexicanas, algunas de las cuales viajarán también a la isla junto con ellos.

Antes de salir de Estados Unidos hacia México, adonde llegaron ayer, los caravanistas recorrieron 45 ciudades de ese país para realizar reuniones, conferencias y foros en los que explicaron los objetivos de las acciones de Pastores por la Paz en apoyo a Cuba y los daños ocasionados por el bloqueo.

Gail Walker, hija del finado líder de la organización, Lucius Walker, denunció que el gobierno de Donald Trump intenta revivir la lamentable, agresiva y colonialista Doctrima Monroe y el concepto del destino manifiesto, en su intento de derrocar a la Revolución cubana.

Sin embargo, dijo, no lo ha logrado ni lo va a logar y Pastores por la Paz estará junto al pueblo cubano y su Revolución hasta que el bloqueo sea suspendido de forma definitiva y sin condiciones previas.

Indicó que Cuba ha demostrado que un mundo mejor es posible y solamente queda luchar por conquistar ese mundo.

Explicó que los integrantes de la caravana están enfrentando el reto que les impone el gobierno de Trump con decretos y leyes como la Helms-Burton, pues los estadounidenses son los únicos ciudadanos del mundo a quienes se les prohíbe visitar a Cuba.

Los 35 miembros de esta caravana, explicó, regresaremos solos a Estados Unidos, cada uno por su cuenta, y desconocemos qué vamos a enfrentar cuando lleguemos, pero resistiremos porque estamos haciendo lo correcto y es nuestro deber como ciudadanos estadounidenses, y como los cubanos lo han hecho, nosotros debemos demostrar también que un mundo mejor es posible.

La caravana saldrá el 5 de julio hacia La Habana y tiene programado visitar Matanzas, Santa Clara, Cienfuegos y otros lugares, realizar trabajos voluntarios y participar en fotros y conferencias para denunciar la Ley Helms-Burton, en especial su capítulo III, y exigir el fin del bloqueo.(Prensa Latina)