[:es]Estudiosos descubren el secreto del Tendón de Aquiles[:]

[:es]Berlín, 3 abr.- Científicos alemanes descubrieron que un tejido formado por fibras de proteínas extremadamente finas y resistentes hacen del Tendón de Aquiles el más fuerte del cuerpo humano, publicó la revista Nature Materials.

Esos “cordoncillos musculares” explican por qué los atletas pueden saltar obstáculos y barras altas sin sufrir daños en el tobillo al aterrizar, explicó el doctor e investigador Rainer Burgkart, autor del trabajo.

Anteriormente creían que los tendones se agarraban directamente al hueso, pero, según la investigación, hay una zona de transición en la cual el tejido se separa en docenas de hilos musculares con una composición bioquímica que les otorga cualidades únicas.

“Las fibras están ancladas firmemente a la superficie ósea y son muy resistentes mecánicamente”, detalló Burgkart.

Para llegar a esta conclusión, los científicos estudiaron el tendón unido al hueso de un cerdo y obtuvieron imágenes de los diminutos cordoncillos con un microscopio.

El Tendón de Aquiles es el más voluminoso y potente del cuerpo humano, con aproximadamente 15 centímetros de longitud, entre 12 y 15 milímetros de ancho y cinco o seis de espesor.

Su nombre viene de la mitología griega y de un famoso héroe que, cuando estaba recién nacido, la ninfa del mar Tetis quiso sumergir en el río Estigia para hacerlo inmortal.

Según la historia, el baño significaría la vida eterna, si no fuera porque lo sujetaron por el talón derecho para evitar que se lo llevara la corriente, de esta forma, la parte del cuerpo quedó fuera del agua y se convirtió en el punto débil del guerrero. (Texto y foto: PL)[:]