Estados Unidos se opondrá a resolución de la ONU que busca levantar bloqueo a Cuba

Estados Unidos votará en contra de una resolución de la Asamblea General de la ONU este miércoles,, que solicita levantar el bloqueo de Washington contra Cuba, dijo el martes el Departamento de Estado, lo que cambia la abstención del año pasado.

La embajadora de Estados Unidos Nikki Haley votará en contra de la resolución, presentada anualmente por La Habana durante 26 años, para hacer hincapié en la nueva política hacia Cuba del presidente Donald Trump, que busca promover los derechos humanos y la democracia, dijo Heather Nauert, vocera del Departamento de Estado.

En cada una de esas ocasiones Washington se pronunció contra la propuesta cubana, pese al mayoritario apoyo de la comunidad internacional al documento de la nación caribeña y solo en 2016, por primera vez en la historia de las resoluciones, la administración de Barack Obama (2009-2017) decidió abstenerse.

De ese modo, 191 países apoyaron hace 12 meses a Cuba en su reclamo de que se levante el bloqueo y ningún miembro se opuso a tal exigencia, con las únicas abstenciones de Estados Unidos e Israel.

En ese momento la entonces embajadora estadounidense ante la ONU, Samantha Power, expresó que durante más de medio siglo Washington mantuvo una política destinada a aislar a la nación caribeña y en lugar de eso la estrategia aisló a Estados Unidos, incluso en el propio seno de la ONU.

Tal argumento fue repetido este martes por 10 senadores demócratas que instaron al presidente Donald Trump a abstenerse nuevamente con respecto a la resolución contra el bloqueo, al que calificaron de fallido, públicamente condenado por la comunidad internacional y perjudicial para el pueblo de la isla.

“Mientras más tiempo mantengamos esta política obsoleta de la Guerra Fría, más sufrirá nuestra credibilidad internacional y regional”, advirtieron los legisladores en una carta dirigida al jefe de la Casa Blanca.

La decisión de Trump de regresar al voto negativo sobre la resolución cubana es una nueva muestra de todas las medidas adoptadas por Obama que el republicano quiere revertir y que en el caso de la mayor de las Antillas ha tenido varias manifestaciones.

Como recordó este martes Nauert, esta será la primera votación sobre el tema desde la llegada de Trump al poder el 20 de enero y se opondrán a la resolución para “subrayar el nuevo enfoque hacia Cuba”.

La postura de Trump hacia la nación antillana se anunció el 16 de junio, cuando desde Miami, Florida, firmó un memorando para dar marcha atrás a varios de los pasos de acercamiento que tuvieron lugar bajo la administración de su predecesor.

Más de tres meses después y, con la justificación de incidentes de salud reportados por diplomáticos norteamericanos en La Habana, su gobierno dio un nuevo golpe a los vínculos bilaterales al retirar gran parte del personal de su embajada en la isla y expulsar a 15 funcionarios cubanos de Washington.

(Con información de Reuters y Prensa Latina)