Enseñanza del turismo: retos frente a la competencia

Camagüey, 13 dic.- Decanos de las facultades de Turismo de diferentes universidades cubanas, jefes de carrera y especialistas de República Dominicana y España, coincidieron en Camagüey sobre la necesidad de adecuar la formación profesional a las transformaciones de la denominada industria sin humo.

En el encuentro, los participantes abogaron por elevar los índices de calidad en el proceso docente, el dominio de la lengua materna y del idioma extranjero, y desarrollar competencias y habilidades a tono con las exigencias de los nuevos mercados que escogen a Cuba como destino.

Bolívar Troncoso Morales, director durante 16 años de la Escuela de Turismo de la Universidad Dominicana O & M se refirió a la situación global de la demanda y la oferta turística, enmarcada en lo que se ha dado en llamar turismo sostenible, o sea, el ecoturismo con sus diversas ofertas, y la demanda del turismo tradicional, como el de sol y playa, de crucero, de golf, entre otros.

El experto en Geografía destacó algunos retos de la academia para el rediseño curricular de la especialidad, a través de propuestas que han sido satisfactorias en más de cien universidades de América y España.

Entre las novedades que se aplican en esa nación caribeña, según explicó Troncoso Morales, asesor en el senado de República Dominicana en materia de legislación de turismo sostenible y medio ambiente, se encuentran la reducción del tiempo de preparación, ya que las competencias son fuertes, así como la reglamentación de las prácticas de campo y pasantías fuera del país, con el objetivo de intercambiar experiencias.

Como otra necesidad abordó la incidencia de las nuevas tecnologías y la extensión del acceso a través de la red WI-FI para la conexión a Internet de los visitantes, como una de las demandas del campo profesional.

Por su parte, Luis Valdés, director del sistema de información turística de Asturias, afirmó que muchos son los desafíos actuales, que exigen transformaciones necesarias en las universidades, para lograr mayores competencias y destinos, teniendo en cuenta que el turismo es una fuente de ingreso significativa.

El también profesor de Economía Aplicada en la Universidad de Oviedo transmitió algunas de las prácticas del proceso educativo de ese centro y destacó el rol de las tecnologías para la promoción de los productos turísticos.

Durante la reciente reunión nacional del sector en Camagüey también participaron representantes de las universidades de La Habana, Matanzas, Villa Clara, Ciego de Ávila, Holguín y la propia sede, donde se estudia la carrera de licenciatura en turismo.

La cita fue un momento oportuno para diseñar los perfiles universitarios en correspondencia con la actualización del modelo económico cubano y con el contexto internacional, que impone una amplia competencia. (Juan Mendoza Medina/ Radio Cadena Agramonte)