Bloqueo de EE.UU. contra Cuba, mucho más que una guerra comercial y económica

Bloqueo de EE.UU. contra Cuba, mucho más que una guerra comercial y económicaTodos los cubanos que habitan la isla, y que tienen menos de 50 años, han vivido su vida íntegra bajo los perjudiciales efectos del bloqueo de los Estados Unidos contra Cuba, el cual va mucho más allá de ser sólo una sucia guerra comercial y económica y se convierte en una genocida política contra las personas.

Con leyes maliciosamente articuladas, aprobadas por los sucesivos presidentes yanquis, durante más de medio siglo la poderosa nación ha tratado de rendir por hambre, enfermedades y carencias a un pueblo cuyo único delito es haber logrado su independencia y decidirse a construir el Socialismo.

Las leyes Helms Burton y Torricelli recrudecieron el cerco de los Estados Unidos sobre Cuba, en tanto las administraciones norteamericanas han fomentado sanciones unilaterales que violan todos los principios internacionales de comercio entre los países, con la persecución de las transacciones comerciales de la isla mayor de Las Antillas y privándola de nuevas tecnologías e inversiones importantes para su desarrollo.

Como han destacado reiteradamente los principales dirigentes de la Revolución cubana, el bloqueo es el principal obstáculo para que esta nación desarrolle plenamente sus facultades. De acuerdo a datos oficiales este provoca pérdidas valoradas en más de un billón 60 mil millones de dólares.

Ese daño económico se revierte directamente en la calidad de la vida de todos los ciudadanos de la Isla, y en serias afectaciones al transporte, la salud pública, la educación, la producción de alimentos y la vivienda, entre otros.

Desde el 2011 hasta la fecha Cuba ha dejado de recibir flujos directos de inversiones extranjeras para revitalizar su economía, superiores a los 300 millones de dólares, provocando problemas directos en programas tan importantes como el turismo, la producción tabacalera, el petróleo, el níquel y la biotecnología.

Un ejemplo concreto de la extraterritorialidad del bloqueo, es la multa que le impuso al británico Barclays Bank de casi 300 millones de dólares, los cuales tuvo que pagar al gobierno de los Estados Unidos que lo acusó de violar la criminal ley anticubana.

Esta guerra comercial y económica contra la mayor isla de Las Antillas comenzó desde el propio inicio del triunfo de la Revolución. Fueron amenazados los países que comerciaban con la isla y muchos –bajo esta presión- rompieron sus relaciones diplomáticas con el gobierno cubano.

A más de medio siglo de creada y fortalecida esta criminal política que impide el desarrollo de Cuba y condena a su pueblo a múltiples vicisitudes, la naciones del mundo continúan rechazándola, a despecho de la soberbia y tozudez de Estados Unidos.

Por Pablo Cabero Viamontes/ Radio Cadena Agramonte.