[:es]Santacruceño rememora misión internacionalista en Angola[:]

[:es]Santa Cruz del Sur, 28 may.- Las encanecidas y espesas cejas de Adrián Liza Rodríguez, se alzan a la vez como enalteciendo el deber internacionalista que el custodio de la entidad municipal de Cobro de Multas, evoca sin altanería.

Más de mil cubanos se trasladaron en crucero hasta Luanda, la capital de la República Popular de Angola. Entre ellos iba el entrevistado, vecino del Reparto Jacinto González. Sus padres y hermanos lo despidieron emocionados, algo entristecidos, pero exhortándolo a cumplir la confiada tarea.

“Subimos a distintos aviones, no todos fuimos para las mismas zonas de la nación angolana. El grupo que yo integraba se ubicó en Punta Negra. Ese lugar está en el Congo. Allí quedó organizado el batallón táctico por si era necesario apoyar la defensa de Angola”, comentó.

Por el día el calor fatigaba a los recién llegados, por la noche el frío hacía temblar las mandíbulas: “Pero nunca a nuestras solidarias ideas. En pocos meses nos adaptamos a esas temperaturas desde los puntos de vigilancia que ocupábamos”.

Para mantenerse con la condición de listos para el combate, los del batallón táctico realizaban maniobras militares en el área selvática de Punta Negra. “Poseíamos, puntualizó Liza, varios tipos de armamentos, entre ellos fúsiles AKM, tanques de guerra, además aviones Mig 15,  Mig 21 y helicópteros”.

Un enemigo: el paludismo, agredió en más de una ocasión la salud del lugareño. “Los médicos cubanos me pusieron el tratamiento indicado, me recuperé y retorné a esta Isla a mediados del año 1988. Aquí me mantengo en la Compañía de los revolucionarios, fiel a las ideas de Fidel”, manifestó Adrián.[:]