En Cuba jóvenes colombianos desmovilizados de las FARC-EP para estudiar Medicina (+ Fotos)

Becarios colombianos que estudiaran en la Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM), a su arribo al Aeropuerto Internacional José Martí, en La Habana, Cuba, el 26 de agosto de 2017. ACN FOTO/Abel PADRÓN PADILLA

La Habana, 27 ago.- Un grupo de becarios colombianos llegaron a esta capital para estudiar Medicina, con lo cual se concreta el ofrecimiento realizado por Cuba al Gobierno del país suramericano y a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP).

A su llegada a la Isla, este sábado, los 189 futuros médicos fueron recibidos por autoridades de la Cancillería, de los ministerios de Salud Pública y de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, además de la Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM), donde cursarán estudios los jóvenes desmovilizados de las FARC-EP, junto a desplazados y víctimas del conflicto armado que se extendió por más de medio siglo en aquella nación.

Antonio López, rector de la ELAM, aseguró que están creadas todas las condiciones desde el punto de vista docente y material para que esos jóvenes puedan estudiar Medicina y, una vez graduados, se desempeñen como profesionales en su país.

De acuerdo con el docente, los estudiantes recibirán el mismo programa académico que el resto de los becarios extranjeros y de los cubanos que realizan sus entrenamientos médicos en esa institución docente, inaugurada por el Comandante en Jefe, Fidel Castro, hace 17 años.

López destacó asimismo la responsabilidad de acoger a jóvenes que han vivido bajo los efectos de un conflicto armado, con las secuelas psicológicas y familiares que ello implica.

Subrayó que el principio fundamental de ese centro, de donde han egresado más de 900 colombianos, será formarlos como buenos médicos, con las características y valores éticos que debe poseer todo profesional de la Salud.

María Camila Bedoya, procedente de Medellín, se mostró emocionada por esta oportunidad que le ha dado Cuba y que, a su juicio, no a todo el mundo se le presenta.

Siempre quise estudiar Medicina y esta es una posibilidad que se me ha dado, agregó la joven de 18 años de edad, que al concluir la carrera retornará a su país “para ayudar a los más necesitados, quienes no pueden costearse el servicio médico”.

También de ese municipio colombiano, capital del departamento de Antioquia, Sebastián Rodríguez aspira a “sacar la carrera adelante y convertirse en un buen profesional de la Salud”, con el objetivo de proporcionar la asistencia y el conocimientos que necesita su comunidad.

El ofrecimiento de Cuba en marzo último al Gobierno colombiano y a las FARC-EP, de un fondo de mil becas de Medicina en la Isla para el próximo lustro —a razón de 200 becarios por año—, constituye una muestra del compromiso de la nación antillana con la paz en aquel país.

La Habana fue sede de los diálogos de paz entre la insurgencia y el ejecutivo del presidente Juan Manuel Santos por más de cuatro años, hasta el 2016, a la vez que sirvió de país garante de las pláticas junto a Noruega. (Texto y foto: ACN)