En Camagüey personal eléctrico preparado ante huracán Irma

Camagüey, 9 sep.- El personal del sector eléctrico en la provincia de Camagüey está listo para actuar en el menor tiempo posible ante los daños del huracán Irma, que afectó fundamentalmente los municipios de la costa norte del territorio.

Unos 60 trabajadores, entre linieros y personal de apoyo, conforman las brigadas que se trasladarán hacia la playa Santa Lucía, Nuevitas, Sierra de Cubitas y Esmeralda, si es necesario, una vez que pase el meteoro, considerado como el huracán más fuerte formado en el océano Atlántico hasta el momento.

Las 21 brigadas constituirán un apoyo vital y reforzarán la capacidad del personal técnico especializado en esas zonas.

Según informó a la ACN Dioelvis Sollet Mosqueda, director de la Empresa Eléctrica en Camagüey, ya se enviaron hacia los territorios con riesgo potencial los recursos necesarios para hacer frente a averías eléctricas, como postes, cables, crucetas, aisladores y otros insumos.

A cada sección de cada circuito primario está asignado, además, un técnico, que se encargará de evaluar el daño e informar a las zonas de defensa sobre la situación puntual, hasta que se puedan solucionar las afectaciones, añadió el directivo.

En la primera reunión del Consejo de Defensa de la Región Estratégica del Ejército Oriental, acontecida en esta ciudad el miércoles, Alfredo López Valdés, ministro de Energía y Minas de Cuba, significó la importancia de las tareas que puede desarrollar un personal no especializado para la recuperación de la infraestructura tras el paso del huracán.

La cooperación en el traslado de postes y la apertura de trochas de acceso, entre otras acciones, por parte de la fuerza no especializada, puede ahorrar hasta la mitad del tiempo al personal calificado, amplió Sollet Mosqueda.

Otras de las acciones para garantizar la vitalidad del sistema eléctrico tras el paso de Irma es el chequeo del funcionamiento óptimo de todos los grupos electrógenos, que en caso de avería en el sistema electroenergético, garantizan el funcionamiento de hospitales, bombas de agua y centros de elaboración de alimentos.

También el aseguramiento con cintas de los paneles fotovoltaicos en los parques solares, y se orientó a los pobladores de viviendas y a los campesinos de bases productivas que cuentan con esos paneles aislados, unos 530 en toda la provincia, que lo desinstalen y protejan en lugares seguros.

La Empresa Eléctrica de Camagüey trabajó también en la poda de árboles que afectaban el tendido o presentaban riesgos para viviendas, señaló su director. (ACN) (Foto: Archivo)