En ascenso cooperativas no agropecuarias en Cuba

La Habana, 4 mar .- La Oficina Nacional de Estadística e Información de Cuba afirmó que el país cerró el año pasado con 397 cooperativas no agropecuarias, 30 más que en 2015, cuando la máxima dirección del Estado y el Gobierno anunció la estrategia de avanzar con gradualidad, para rectificar errores antes de generalizar el experimento.

Explicó la institución que tales formas de gestión se concentran en La Habana (221), Artemisa (68), Matanzas (20), Mayabeque (14) y Pinar del Río (12), aunque poseen representación en todas las provincias.

El informe “Organización Institucional. Principales Entidades” refiere que del total, 132 se desempeñan en el comercio y la reparación de efectos personales, 116 en restaurantes, 60 en la construcción y 49 en la manufactura, entre otras actividades.

Precisa la información de la Agencia Cubana de Noticias (ACN) que como parte del proceso de actualización económica, la mayor isla de Las Antillas impulsó en 2013 ese segmento del sector no estatal, con la autorización de 198 organizaciones colectivas, otras 147 al año siguiente y 22 en el pasado calendario, la mayoría de origen estatal.

Entre los beneficios en el andar de las emergentes empresas sobresalen mayor calidad y variedad de las ofertas, favorables resultados productivos, económicos y financieros, y por ende mejores ingresos de los socios.

No obstante, en un balance celebrado recientemente por el Ministerio de Comercio Interior -actividad que concentra el mayor número de las cooperativas-, se ratificó que subsisten dificultades que entorpecen su avance y estabilidad, como los tropiezos en los aprovisionamientos.

Se reconoció que las primeras unidades escogidas para el paso a esa forma de gestión no fueron las ideales, “porque una administración estatal que funciona mal, está imposibilitada de resolver sus ineficiencias con el solo cambio de modelo”.

Estudiosos del tema plantean que la educación cooperativa constituye la regla de oro de este movimiento, la cual es endeble aún entre los nuevos actores económicos cubanos, añade la ACN. (RHC)