El Teatro encuentra su plaza en la escena camagüeyana

Camagüey, 10 oct.- Este domingo cayeron los telones de la XVI edición del Festival Nacional de Teatro de Camagüey, cita bienal de reencuentro entre los mejores exponentes del arte de las tablas de toda Cuba.

Hasta esta medio milenaria ciudad, llegaron artistas de casi todo el país con espectáculos que palparon de una manera creativa y sugerente, la relación simbiótica con la realidad, donde la Cuba de hoy es protagonista.

Divertidas historias con ocurrentes personajes hicieron reír al público infantil, favorecido con las propuestas de "Los Dos Príncipes", "Cuando Muera el otoño", "Como la noche y el Día"; a las que se sumaron "Yayaberías", "El viejo y el Mar", "Contra Reloj", presentadas a los más pequeños en las principales plazas de la ciudad.

En el recuerdo de los camagüeyanos quedarán sin dudas "Mecánica" o "Diez Millones", ambas por Argos Teatro, "Charlot Corday" de El público, "La pasión del King Lear" por Teatro de Dos o tal vez la atrevida "CCPC" de El portazo.

Cada espectáculo dio fe de las incuestionables dotes histriónicas y versatilidad escénica de los actores, motivados una vez más a entregarlo todo al público seguidor del arte de las tablas.

El Encuentro con la Crítica, tras varios años sin realizarse, devino momento clave para tomarle el pulso a la escena teatral cubana, a través del intercambio de experiencias entre artistas y especialistas, en pos de enriquecer la estética de cada puesta en escena.

Títeres, mimos, luces de colores, bailes y música, todo eso y más, confluyó en la escena camagüeyana, considerada la mejor plaza para la mejor obra, que cada dos años se convierte en la capital de teatro.

En esta ocasión el Festival Nacional de Teatro de Camagüey estuvo dedicado a los 30 años de la Asociación Hermanos Saíz (AHS), y al aniversario 40 de la Universidad de las Artes, instituciones cuyo quehacer ha contribuido a formar a excelentes generaciones de artistas en todas sus manifestaciones.