El mar universo de amor entre los pueblos de Cuba y Estados Unidos (+Fotos)

La Habana, 3 ago.- Los pilotos estadounidenses de lanchas rápidas Nigel Hook y Jay Johnson aseguraron hoy aquí que el mar es y será el universo de amor entre su país y Cuba.

 

Esta es la oportunidad que tenemos para consolidar los lazos de amistad entre los pueblos de Estados Unidos y Cuba, sobre todo para los que aman el mar y los deportes náuticos, afirmó a Prensa Latina Johnson que el 17 de agosto intentará junto a Hook implantar dos cotas mundiales de velocidad desde Cayo Hueso a la Habana y viceversa.

Johnson y Hook buscarán ese día mejorar la cota que ostenta el alemán Roger Kluh, quien el 1 de agosto de 2015 a bordo del ‘Apache Star’ cubrió el trayecto en una hora y 30 minutos.

De acuerdo con Hook, ellos esperan hacer el recorrido de allá hasta el Puerto de La Habana en una hora para luego del descanso y la revisión técnica del bote SilverHook 77, realizar el regreso en menos de 60 minutos, con lo cual romperán la cota dos veces.

Al respecto, Hook señaló que el intento será todo un reto para ambos a pesar de los años de experiencia que tienen en la actividad, por la turbulencia de las aguas en ese entorno.

No obstante, dijo, ‘estamos preparados para conseguir el objetivo. Contamos con una embarcación de primera generación, de equipos de rescate y tenemos la fe en que ese día la naturaleza nos permita volar sobre el océano’.

En ese sentido, añadió, tienen dos helicópteros a su disposición que velarán por su seguridad y un grupo de buzos listos para entrar en acción ante cualquier emergencia.

Sobre el viaje, Hook remarcó que será para él uno de los más importantes en su trayectoria de casi 40 años realizando la actividad, pues Cuba es un país que siempre le llamó la atención por su belleza natural, por la sencillez y cordialidad de su gente.

Además, porque tanto para él como para Johnson será un orgullo entrar en la historia como parte de aquellos intrépidos marinos que lograron la hazaña.

Con anterioridad, de acuerdo con José Miguel Díaz, Comodoro del Club Náutico Internacional Hemingway de Cuba, en 1922 la embarcación Lobo Plateado consiguió hacer la travesía en nueve horas y 23 minutos y luego en 1958, los protagonistas lo hicieron en 6:24.40 horas.

Díaz recordó que este nuevo intento, así como los recientes eventos a bordo de tablas de surf y de kayak de jóvenes de esa nacionalidad -realizados en junio y julio respectivamente- resaltan los vínculos de amistad entre los pueblos de una y otra nación.

lma/rws