1947 - Fracasa la expedición de Cayo Confites

El culto a la barbarie: crímenes, asesinatos, torturas, represiones, masacres indiscriminadas, fue la impronta de la dictadura de Rafael Leonidas Trujillo en República Dominicana. Contra el "trujillismo" se organizaron varias expediciones de revolucionarios. Una de ellas fue la de Cayo Confites, en 1947, llamada así por ser ese islote cubano, al noroeste de Nuevitas, el sitio donde durante varios meses se entrenaron cerca de mil 200 combatientes dominicanos y cubanos que pretendían derrocar a la dictadura trujillista. Entre los combatientes que zarparon en los barcos rumbo a Dominicana se encontraba un joven de veinte años, Fidel Castro Ruz, por aquel entonces estudiante de la Universidad de La Habana, que había sido elegido presidente del Comité Pro Democracia Dominicana en ese centro de altos estudios. Por ello cuando se organizó el entrenamiento en Cayo Confites, se incorporó de inmediato: "Consideré que mi deber primero era enrolarme como soldado en la expedición, y así lo hice", contó años después a un periodista colombiano. El 26 de septiembre de 1947 unidades de la Marina de Guerra arrestan a los expedicionarios de Cayo Confites. Fidel, al percatarse de que la expedición había sido traicionada, se lanzó al agua con su armamento en medio de la bahía de Nipe y nadó hasta las costas de cayo Saetía. Para él era una cuestión de honor no ser arrestado, aun a riesgo de su vida.

últimos artículos