EE.UU. venderá más equipos militares sofisticados a aliados en Asia

Washington, 5 sep.- El presidente estadounidense, Donald Trump, anunció hoy que permitirá a Japón y Corea del Sur comprar una cantidad sustancialmente mayor de equipos militares altamente sofisticados, en medio de crecientes tensiones con la República Popular Democrática de Corea (RPDC).

 

Tal noticia, dada a conocer a través de su cuenta de la red social Twitter, se conoce dos días después de que la administración del republicano amenazara a Pyongyang con el posible lanzamiento de una respuesta militar masiva si considera que amenaza otra vez a sus territorios o aliados.

Dejamos claro que tenemos la capacidad de protegernos a nosotros y a nuestros aliados, Corea del Sur y Japón, señaló el domingo el secretario de Defensa, James Mattis, durante la misma jornada en la que Trump se refirió a la idea de interrumpir el comercio entre su país y cualquier otra nación que haga negocios con la RPDC.

La nación asiática, que reiteradamente defiende el carácter autodefensivo de sus operaciones ante la hostilidad de Washington y sus socios, confirmó este domingo el ensayo exitoso de una bomba de hidrógeno, diseñada para ser colocada en la carga de un misil balístico intercontinental.

Desde 2006 la RPDC ha llevado a cabo seis ensayos nucleares, y sus autoridades sostienen que son una respuesta a las amenazas que representan los ejercicios militares conjuntos de Estados Unidos y Corea del Sur en la península coreana.

El mando castrense surcoreano realizó ayer un ataque simulado contra el sitio donde supuestamente la RPDC realizó la prueba dominical.

Aunque la maniobra se hizo sin la participación de unidades estadounidenses, se prevé para los próximos días la puesta en marcha de nuevos ejercicios con el fin de preparar condiciones ante una posible confrontación.

Seúl y Washington consideran la posibilidad de desplegar al menos un portaaviones de propulsión nuclear, bombarderos estratégicos y otras fuerzas y medios hacia región en las próximas semanas, como respuesta a la prueba atómica, asegura el diario The Stars and Stripes.

Al mismo tiempo, la Casa Blanca divulgó la víspera que Estados Unidos y Corea del Sur acordaron levantar los límites de las capacidades de carga de misiles del país oriental.

Durante una llamada telefónica entre Trump y su par surcoreano, Moon Jae-In, el norteamericano ‘dio su aprobación en principio a la iniciativa de Seúl de levantar las restricciones en sus capacidades de carga útil de misiles’, informó la mansión ejecutiva.