[:es]EE.UU.: miles de maestros demandan más fondos para escuelas públicas[:]

[:es]

Washington, 3 abr.- Decenas de miles de maestros de Kentucky y Oklahoma se concentraron en las capitales de esos estados norteamericanos con el objetivo de exigir más fondos para la educación, así como mejoras salariales y en las pensiones.

 

De acuerdo con el diario USA Today, las 120 escuelas públicas del primero de esos territorios permanecieron cerradas este lunes, ya fuera por las vacaciones de primavera, porque muchos profesores decidieron ausentarse o porque sus respectivos distritos les permitieron participar en la movilización.

‘ÂíAlto a la guerra contra la educación pública!’ y ‘Ya es suficiente’, gritaron los docentes de Kentucky frente al capitolio estatal en Frankfort, donde protestaron contra un cambio a su sistema de pensiones y recortes a los fondos educativos.

Los profesores se oponen a un proyecto de ley aprobado el pasado jueves por el legislativo estatal y exigen al gobernador Matt Bevin que lo vete.

Si el político republicano promulga esa normativa, eliminará progresivamente las pensiones de beneficios definidos para los maestros y las reemplazará con planes de jubilación híbridos que combinen las características de una pensión tradicional con las cuentas 401 (k) utilizadas en el sector privado.

Además, los maestros jubilados en Kentucky no reciben los beneficios de la Seguridad Social, por lo que cualquier congelación en sus pensiones afecta sus ingresos totales de retiro.

Los docentes del estado también exigen el financiamiento necesario para el sistema de escuelas públicas.

Hoy les notificamos que si no aprueban un presupuesto que proteja los servicios públicos de Kentucky, que proporcione fondos adecuados para las escuelas, entonces vamos a votar para sacarlos de sus puestos, expresó a la multitud Stephanie Winkler, presidenta de la Asociación de Educación de Kentucky.

De acuerdo con la cadena ABC News, miembros de otros sindicatos de empleados públicos, incluidos los que representan a bomberos, policías, plomeros e instaladores de tuberías, se unieron a los profesores en muestra de solidaridad.

En Oklahoma, en tanto, los manifestantes demandaron un mayor aumento salarial para los maestros y el personal de apoyo, y un incremento de los fondos destinados a la educación, que se desplomaron un 28 por ciento en la última década, según el gremio de docentes del estado.

La protesta de Oklahoma se produce a pesar de que la gobernadora republicana Mary Fallin firmó una ley el pasado jueves que otorga a los educadores -actualmente con salarios de 45 mil dólares anuales- un incremento de sueldo promedio de seis mil 100 dólares.

Incluso con ese aumento, los docentes de Oklahoma ganarían por debajo del promedio nacional para maestros de escuelas públicas, que es de 58 mil 950 dólares al año, y solo superarían a los de Mississippi y Dakota del Sur.

‘Financien la educación’, ‘Están matando de hambre a nuestras escuelas’ y ‘Duelo por las escuelas públicas’, se leyó en los carteles que portaron los asistentes a la protesta.

[:]