Dragan canal y mejoran entorno de poblado santacruceño

Santa Cruz de Sur, 21 ago .- Numerosa es la multitud que se detiene ha observar animada, mientras otras personas pasan y comentan lo conveniente del acontecimiento. Se trata del intenso trabajo de limpieza y dragado que desde hace varios días se realiza en el área de El Ramblazo, como la llaman popularmente los habitantes del poblado “Cándido González”, situado a doce kilómetros de Santa Cruz del Sur.

“Era uno de los planteamientos reiterado de los electores en todas las circunscripciones… con toda razón. La suciedad del largo canal podría ocasionar nuevamente una gran inundación si fuéramos azotados por un fenómeno meteorológico, como ya ocurrió el 8 de noviembre del 2008 tras el paso del huracán Paloma.

Tramitamos la inquietud general a la Asamblea Municipal del Poder Popular. Confiamos en su solución”, expuso al reportero Pedro Luis Campo Rodríguez, delegado de la circunscripción 13.

Todos ansiaban este momento. A pesar de los escasos recursos la Revolución, fidelista y martiana, no deja a nadie desamparado. Sobre uno de los puentes (cuatro en total), que une una rivera con otra del fangoso barranco, la gente murmura favorecida. Todo el que pasa hacia el Reparto Chaparrita o coge rumbo a cualquier parte de la vistosa comarca candidense lleva la confianza en los rostros.

Dariel Alfonso Jiménez, profesor de Cultura Física Terapéutica, dice sentir admiración por la loable faena. “Es para el bien de todos los habitantes”.

“Veo con buenos ojos el espinoso quehacer que están haciendo los dos jóvenes santiagueros. Eso está impenetrable… No le van a coger miedo porque son titanes”, planteó Ana Rosa Campo Rodríguez, ama de casa.

Agustín Pedroso Hurtado, jubilado del sector azucarero expuso seguro: “Eso no lo podíamos resolver con palas y carretillas. De haber sido posible lo habríamos ejecutado. Si se le ocurre a un ciclón lanzarse por aquí no nos va a empantanar. En cada tramo saneado hay eficacia”.

Héctor Rosendo Batista Labrada cogió su bastón. “Vamos reportero acompáñeme, quiero ir hasta el puente”. Al llegar al sitio solicitado el jubilado del sector del transporte y miembro de la Asociación Nacional de Combatientes de la Revolución Cubana (ANCRC) miró hacia la cámara fotográfica, sugiriendo: “Tome muchas fotos porque esto es ya historia. No deje, por favor, de entrevistar a los muchachos de la tierra caliente, son infatigables”.

De Santiago a Santa Cruz del Sur

Cuando a dos trabajadores de la Unidad Empresarial de Base (UEB) de Santiago de Cuba, perteneciente a la Empresa Provincial de Acueducto y Alcantarillado de esa provincia oriental, les asignaron la misión de trasladarse para el municipio camagüeyano Santa Cruz del Cruz del Sur, “no nos amilanamos ni mucho menos. Forma parte del trabajo que realizamos, aunque estemos a más de 300 kilómetros de donde vivimos”, refirió Yasel Galbei Tamayo, vecino del poblado Juraguá.

Confirman sentirse como en casa. “Los vecinos de “Cándido González” son serviciales. No nos falta el agua fría, la merienda ni los alimentos. Son tantas las cosas que nos llevan de comer… Estamos apoyados además por los delegados de circunscripción y el presidente del Consejo Popular. Servicio de primera recibimos en el motel de la empresa CULTISUR dedicada al cultivo del camarón, donde nos hospedamos. Ya tenemos otra gran familia acá”.

Galbei está a cargo de la portentosa retroexcavadora. “Soy joven pero con experiencia”. Conducir el equipo hacia las riveras del canal “requiere concentración. Son lugares blandos donde fácilmente la máquina se puede atascar o caer dentro del desaguadero. Tratamos de ir avanzando en el dragado y el exterminio de la profunda maleza. Dos kilómetros y medio están saneados”.

“Ya se nota el cambio a pesar de existir considerable sedimento en el cauce. Cada extracción equivale a un metro cúbico. El objetivo es profundizar de tres a cuatro metros”, comentó Ruberlandi Richard Despaigne, chofer del camión plancha tipo furgón para mover las provisiones, morador de El Cobre.

Una grúa y un taller móvil para garantizar los mantenimientos se integran a estos trajines destinados a completar los restantes 7 kilómetros y medio. Bastante queda por acometer, sin embargo estos muchachos de la heroica y hospitalaria provincia santiaguera sabrán, sin faltar al compromiso contraído, llegar vencedores a la meta.