[:es]Destacan en Cuba importancia de la Agricultura Urbana, Suburbana y Familiar[:]

[:es]La Habana, 22 abr.- El futuro desarrollo de la agricultura necesita de la consolidación de la Agricultura Urbana, Suburbana y Familiar, para lograr un mayor abastecimiento alimentario a la población, consumo social, turismo y a la agroindustria, afirmó en esta capital un funcionario del ramo.

Ante especialistas de 15 naciones, Idael Pérez Brito, viceministro de la Agricultura en Cuba, señaló este viernes que entre las prioridades del Estado y el Gobierno está alcanzar la soberanía alimentaria, a pesar de que aún se importa una cantidad considerable de alimentos destinados al pueblo.

Al clausurar el III Congreso Internacional de Agricultura Urbana, Suburbana y Familiar, en el Palacio de Convenciones, expresó que para enfrentar esos desafíos se realizan acciones como la entrega de tierras ociosas estatales a usufructuarios, apoyo al desarrollo productivo del sector no estatal, la diversificación de las formas de comercialización e implementación del Programa de Autoabastecimiento Alimentario Municipal.

Pérez Brito resaltó también que la producción de alimentos constituye un reto ante las irregularidades climáticas, pues existe un creciente y prolongado déficit de agua, fundamentalmente en las más importantes regiones agrícolas del país.

De igual manera, destacó el trabajo desarrollado por el Grupo Nacional de la Agricultura Urbana en la introducción de cultivos y tecnologías, en aras de lograr una mayor diversificación de los principales renglones destinados a la población y al turismo.

Subrayó que se efectúan varias inversiones dirigidas a la mecanización agrícola; no obstante, manifestó el decisivo esfuerzo local, mediante la aplicación de la tracción animal y la reposición paulatina de la fertilidad de los sustratos.

Durante la jornada, Theodor Friedrich, representante de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, disertó en una conferencia magistral sobre cómo avanzar hacia una agricultura agroecológica y resiliente al cambio climático.

Aseveró que para la siembra de muchos cultivos se puede optar por un sistema sin labranza del suelo, el cual posibilite menos daños a esa superficie de la corteza terrestre, tan necesaria para el uso del hombre.

Respecto a los proyectos de cooperación, Grisel Tejeda González, directora de Desarrollo del Instituto de Investigaciones Fundamentales en Agricultura Tropical Alejandro de Humboldt (INIFAT), dijo a la ACN que en esta cita la empresa ALGAE, de Corea del Sur, mostró interés en validar productos presentados en la Feria Internacional de La Habana 2016.

Asimismo señaló que el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca de Uruguay junto con el INIFAT prevén la firma de una carta de intención, con vistas a un posible convenio de colaboración en materia de asesoría técnica y capacitación.

Durante tres días los más de 200 delegados de 15 países debatieron temas sobre agricultura urbana y el sistema de áreas protegidas, proposiciones para la diversificación de los hongos en Cuba, control de la calidad de las cosechas y conservación de las semillas, el cultivo del hongo comestible, y diversidad fúngica del suelo y su empleo en el manejo de nemátodos. (ACN) (Foto: www.radiorebelde.cu)[:]