Destacan en Cuba habilidades del especialista en apoyo vital

La Habana, 9 mar .-Al reconocer a un paciente crítico lo primordial es observarlo, evaluarlo, tratarlo y repetir el ciclo hasta poder diagnosticarlo y estabilizarlo, dijo aquí el presidente de la Sociedad Cubana de Medicina Intensiva y de Emergencia.

 

Pedro Luis Véliz, quien también preside el Consejo Nacional de Sociedades Científicas de la Salud, comentó a Prensa Latina que entre las principales habilidades sobresale también la sensibilidad.

A propósito del recientemente concluido VIII Congreso Internacional de Urgencias, Emergencias y Cuidados Intensivos, aseveró que lo primero es salvar la vida, estabilizar al enfermo o accidentado, según sea el caso, para luego trasladarlo y ‘de romperse esta cadena la persona pudiera fallecer mientras es transportado hacia el hospital’.

Véliz describió a los intensivistas cubanos como personas consagradas, con una gran vocación de servicio, ética profesional y dispuestas a superarse en el afán de tratar mejor a las personas, salvarlas y ofrecerles una calidad de vida superior a pesar de que atravesaran por un proceso grave.

Sobre la estructura sanitaria de terapia, informó que existen en el país unas 109 terapias intensivas y 120 áreas intensivas municipales (pequeños espacios de dos a cuatro camas donde se inicia el tratamiento al paciente antes de trasladarlo a las áreas convencionales en un rango entre seis y ocho horas según el caso).

Señaló que para la excelencia en el servicio de urgencias cubano se hace necesario retomar y actualizar los programas de capacitación con estructura propia a partir de cambios en algunas estructuras sanitarias.

Los programas de medicina y los parámetros de apoyo vital, de atención al traumatizado o al paciente con afecciones que afectan la vida están dictados por especialistas y sociedades médicas estadounidenses, y Cuba, por el bloqueo que esa nación le impone, no puede acceder a ellos.

Es importante tener nuestros propios programas a partir de las características de nuestro sistema de salud y posibilidades económicas.

(Prensa Latina)