Desde la unidad de acción, Camagüey rescata la producción agropecuaria

Camagüey, 29 may.- Pareciera que en esta provincia ha tomado cuerpo la máxima de los tres mosqueteros, célebres personajes del escritor francés Alejandro Dumas: “Todos para uno y uno para todos”, en cuanto al rescate y fomento de polos destinados a la producción de alimentos.

El propósito de ese programa es el suministro territorial, pero en caso necesario también puede beneficiar a otras regiones, a partir de la máxima del Comandante en Jefe Fidel Castro al referir que con la división político-administrativa de 1976 “Cuba no se dividió, sino se multiplicó”.

Y con ese principio y un permanente seguimiento de las máximas autoridades el Partido Comunista de Cuba y del Poder Popular, desde el último trimestre de 2016 y los primeros cuatro meses del año en curso, más de tres mil 800 hectáreas de marabuzales se han buldoceado para rescatar fértiles tierras otrora productoras de viandas, vegetales, granos y frutales, o fomentar otras, hasta esos momentos invadidas por la maleza.

No ha habido empresa o establecimiento camagüeyano que no haya contribuido con la estrategia, sin dejar de cumplir las responsabilidades propias, incluidos campesinos poseedores de viejos pero vitales equipos, sabedores de lo que representa para la alimentación del pueblo tal proceder, que debe contribuir, además, a un abaratamiento de necesarios componentes de la mesa en cada hogar.

En reciente visita a zonas beneficiadas en Santa justa, Vega Uno y Dos, siguiendo ambas riberas del río San Pedro; y a la rica demarcación de Guayabito, en Vertientes, el integrante del Buró Político y vicepresidente el Consejo de Estado, Salvador Valdés Mesa, ponderaba lo inteligente y oportuno del proceder multisectorial, pues solo así se puede llevar a vías de éxito tarea de tal magnitud y alcance.

Otros conocedores de los empeños camagüeyanos, y que han visto en el terreno el desarrollo de la tarea, como el Comandante de la Revolución Guillermo García Frías, el vicepresidente del Consejo de Ministros Ulises Rosales del Toro y el General de División Ramón Pardo Guerra, jefe de la Defensa Civil, han coincidido en que Camagüey da serios pasos para resolver el acuciante problema de la producción de alimentos del agro con un prisma territorial, estilo de trabajo que tendrá éxito en su sostenibilidad.

La devolución a la vida útil de sistemas de riego en terrenos que han recobrado su valor de uso y el acondicionamiento de áreas aledañas a presas, micropresas, ríos y otras aguadas, presupone una seguridad de irrigación para los cultivos, pero también con la electrificación de estaciones de bombeo y otros sistemas se han beneficiado las viviendas de familias de productores en zonas intrincadas, y a los más apartados aún les ha llegado la solución con la instalación de paneles solares para extraer el agua de pozos profundos y el servicio de alumbrado y algunos equipos electrodomésticos en sus casas, además de la creación de viales en áreas hasta hace poco prácticamente intransitables.

Ninguno de los 13 municipios agramontinos escapa a la acción, aunque algunos como Nuevitas, devenido polo industrial-agropecuario con la asimilación de las áreas de Camalote y San Miguel, ya tiene en producción más de 725 hectáreas, la mayor superficie, muchas de ellas en manos de campesinos que han visto crecer su patrimonio con la entrega de más tierras acondicionadas, así como nuevos productores igualmente beneficiados por el Decreto-Ley 300 y créditos blandos otorgados por la Banca cubana con esos fines, teniendo como garantes bases productivas adscritas a la Asociación de Agricultores Pequeños (ANAP), el Ministerio de la Agricultura (MINAGRI) y de la esfera azucarera cubana (AZCUBA).

Sin lugar a dudas, lo estimulante de la tarea está en que ya florecen plantíos de yuca, plátano vianda (macho), junto al burro, resistente a plagas (incluidas las introducidas por el vecino del norte); malanga, boniato y maíz, por mencionar algunos, en tanto se amplían las posibilidades productoras de frijoles, cultivo nada usual entre los camagüeyanos, como generalidad.

Vuelven a ser noticia en la red de emisoras radiales —una de las más vastas del país— y de sus páginas digitales, zonas de la más extensa geografía cubana donde nacen y ven nuevamente la luz núcleos de producción agraria que rompen el mito de que los camagüeyanos sólo saben de ganadería, esfera también inmersa en la tarea para atemperarse a las necesidades de todos los tiempos, preconcebida su cobertura en la idea estratégica del Comandante en Jefe Fidel Castro y de la Revolución cubana, con el fin de satisfacer las demandas alimentarias del pueblo. (Pedro Paneque Ruiz/ Radio Cadena Agramonte.) (Foto: Archivo)