Descubren marcador genético para combatir la gripe

Washington, 5 sep.- La gripe, para algunos una simple enfermedad que se transmite con facilidad de una persona a otra, es una infección vírica responsable de la muerte cada año de al menos 250 mil personas en todo el planeta, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Diversos son los estudios publicados por expertos de todos los continentes para encontrar la vía de minimizar sus riesgos.

En tal sentido, científicos del estadounidense St. Jude Children’s Research Hospital encontraron una variante genética hereditaria capaz de ser utilizada como marcador para identificar a los pacientes con más peligro de ser víctimas de una gripe severa que puede dar al traste con la existencia de un ser humano.

Como parte de la investigación, examinaron a 393 pacientes con esa enfermedad, desde bebés a personas de 70 años de edad, señalaron los autores en un trabajo publicado en la revista Nature Medicine.

Los especialistas observaron que quienes presentaban una alteración en el gen IFITM3 tenían más del doble de probabilidades de desarrollar síntomas graves de la gripe.

Como es conocido, existen factores que se han relacionado con el riesgo de complicaciones en caso de ese mal como la edad, obesidad, embarazo y enfermedades crónicas como el asma, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y la enfermedad cardiovascular.

Pero hasta ahora no hay marcadores genéticos que permitan predecir una mayor gravedad de ese problema de salud.

El autor principal del estudio, Paul Thomas, dijo que su existencia podría marcar la diferencia a la hora de salvar una vida, especialmente durante los brotes de gripe, llamada también influenza. Eso permitiría dar prioridad a estos pacientes con más riesgo a la hora de vacunar, usar antivirales u otras intervenciones, apuntó Thomas.

La IFITM3 es una proteína antiviral que ayuda a bloquear la infección por gripe en las células pulmonares y promover la supervivencia de los linfocitos T asesinos que contribuyen a eliminar la infección de la gripe de las vías respiratorias.

Cuando esta proteína está presente en grandes cantidades, puede dificultar la propagación del virus en los pulmones. Por otro lado, cuando es defectuosa o está ausente, el virus se puede generalizar más fácilmente causando síntomas desfavorables en el individuo.

Según la OMS/Organización Panamericana de la Salud (OPS), si bien hay epidemias de gripe cada año, la época precisa, la intensidad y duración de la temporada varían de un año a otro.

Para las agencias sanitarias de la ONU, en algunos países tropicales, los virus de la gripe circulan durante todo el año, con uno o dos puntos máximos durante las temporadas de lluvias.

De ahí la aplicación de vacunas por parte de las naciones, para minimizar sus efectos en grupos vulnerables. (PL) (Foto: https://www.redaccionmedica.com)