Denuncian uso político en España de situación en Venezuela

Madrid, 8 jul.- El secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, denunció la utilización política que determinados partidos españoles hacen de la situación en Venezuela, con el objetivo de sacar réditos a nivel interno.

 

En declaraciones a Televisión Española, el dirigente de la formación antiausteridad calificó de lamentable ‘la utilización que se está haciendo en nuestro país de la situación de un país hermano’.

A su juicio, esa postura denota muy poca altura de miras y es contraria a lo que debería hacer un gobierno de España con visión internacional y geoestratégica, en alusión al ejecutivo conservador de Mariano Rajoy, férreo defensor de la oposición venezolana.

Echenique recriminó que una nación que se precia de ser un puente entre Europa y Latinoamérica dilapide su capital político, gracias a algunas agrupaciones que usan los problemas de Venezuela para obtener rédito.

Interrogado la víspera sobre el tema, el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, coincidió con su secretario de Organización, al mostrarse preocupado por el hecho de que ciertos dirigentes quieran hacer política en España aprovechándose de la situación de otro país.

‘Nuestra posición es inequívoca: apuesta por el diálogo y respeto institucional’, subrayó Iglesias sobre la posición de su partido respecto a una salida a la crisis en la República Bolivariana.

‘Decimos algo parecido al Papa Francisco y (al expresidente del Gobierno español) Zapatero, que es muy sensato: diálogo, respeto de las instituciones, de la legalidad y desde luego, responsabilidad por parte de las fuerzas políticas en España’, remarcó.

En esa línea, el líder de la tercera fuerza parlamentaria de esta nación ibérica abogó por no echar más gasolina al fuego.

‘Muchos ciudadanos tienen la sensación de que a algunas fuerzas políticas les da igual lo que ocurra en materia de derechos humanos en Venezuela, Colombia o Arabia Saudita, y que lo que les importa es utilizarlo en función de sus intereses’, opinó.

Para el secretario general de la llamada formación morada, la gente no es tonta y es capaz de distinguir entre tener responsabilidad de Estado, y pretender utilizar lo que ocurre a miles de kilómetros para no hablar de corrupción.

Se refirió así a los múltiples escándalos de corrupción que salpican al derechista Partido Popular de Rajoy.

Valerse de algo tan serio como la política exterior para intentar tapar su corrupción, resulta una enorme irresponsabilidad, concluyó Iglesias.