Denuncia vicepresidente plan desestabilizador en Venezuela

Caracas, 4 oct .- El vicepresidente Ejecutivo de la Republica Bolivariana de Venezuela, Tareck El Aissami, denunció un plan desestabilizador de la derecha nacional para crear malestar e incertidumbre entre la población.

 

El político hizo la denuncia acompañado del general Gustavo González, jefe del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin), órgano de actuación protagónica en la detección y control del plan subversivo, según dijo.

El Aissami anunció la captura de Manuel Bernado Chacín Díaz, jefe de una organización terrorista que operaba en Chacao, estado Miranda, quien ofreció importantes elementos de sus vinculaciones con figuras de la derecha como Leopoldo López y los planes para desestabilizar el país a pocos días de las elecciones regionales.

En conferencia de prensa en la sede la vicepresidencia del país, El Aissami precisó que el plan estaba dirigido a afectar servicios básicos de la población en varios estados, en especial el suministro de agua, electricidad, gasolinera y cajeros automáticos de los bancos.

Chacín Díaz mantenía, según dijo el dirigente chavista, estrechas relaciones de coordinación de las acciones terroristas con Oscar Pérez, un ex funcionario de investigaciones que atentó contra las sedes del Tribunal Supremo y el Ministerio dl Interior hace varias semanas.

Los elementos denunciados muestran la doble moral de la derecha venezolana que por un lado participa en el proceso de las elecciones regionales mientras por el otro promueve acciones terroristas, denunció.

Durante la detención de Chacín le fueron ocupados 7 artefactos explosivos, algunos de gran potencia, que serían utilizados en acciones terroristas en estados como Zulia, Bolívar, Táchira y Caracas, el próximo 10 de octubre, según mostraron evidencias presentadas durante la conferencia de prensa.

El Aissami denunció además que los grupos preparaban también atentados contra dirigentes opositores de derecha para culpar al gobierno, por lo que las autoridades decidieron alertar a estos sobre esas amenazas.

El vicepresidente alertó a la población sobre la existencia de planes golpistas en marcha promovidos por la derecha.

Chacín, un activista del movimiento Voluntad Popular facilitó a las autoridades abundantes informes sobre los preparativos para la marcha del 10 de octubre ocasión en que serían utilizados explosivos.

El vicepresidente dijo que aun hay en marcha operaciones para capturar a otros prófugos que participarían en el plan de sabotaje contra servicios públicos incluía la realización de un llamado trancazo el 10 de octubre, en el que se usarían explosivos para generar terror en la población.