Demandan a Trivago en EE.UU. bajo título legislativo contra Cuba

4

Washington, 20 jun .-Una familia cubanoamericana demandó en Estados Unidos a la empresa de búsquedas hoteleras en línea Trivago, con sede en Alemania, bajo el Título III de la controvertida Ley Helms-Burton que permanece activo hoy contra Cuba.

De acuerdo con el portal digital Daily Business Review, el bufete de abogados con sede en Miami, Florida, Rivero Mestre LLP, interpuso la reclamación a nombre de la familia Mata, con el argumento de que la firma se benefició de un hotel antiguamente de su propiedad, ubicado en la central provincia cubana de Cienfuegos.

 

Como Trivago ofrece servicios de reserva para el hotel San Carlos, actualmente operado por la cadena española Meliá, la acción legal indica que esa firma y su empresa matriz, la compañía estadounidense Expedia, obtuvieron beneficios de la instalación.

De acuerdo con los documentos presentados en el caso, Trivago ofrece reservas en línea a 125 propiedades en Cuba y facilita la reserva de habitaciones de hotel, asientos de aerolíneas, alquiler de automóviles y servicios de destino de proveedores de viajes.

Asimismo, la reclamación amenaza con incluir en la demanda a Expedia y sus otras filiales y subsidiarias si no cesa lo que el bufete llamó ‘tráfico indebido’ con la propiedad, y si no compensa a los demandantes dentro de los treinta días posteriores a la notificación.

El Título III de la Helms-Burton fue activado por el Gobierno estadounidense el pasado 2 de mayo, como parte de la creciente hostilidad de la administración de Donald Trump contra la isla.

Aunque la ley fue aprobada por el Congreso en 1996, todos los ejecutivos previos habían suspendido la aplicación del Título III, el cual permite a nacionales estadounidenses demandar a personas y entidades que inviertan en propiedades nacionalizadas en Cuba, tras el triunfo de la Revolución el 1 de enero de 1959.

En lo que es visto como una contradicción con el derecho internacional, ese acápite otorga autoridad de reclamantes a cubanoamericanos que eran ciudadanos cubanos en el momento en que las propiedades fueron nacionalizadas.

Numerosas voces dentro y fuera de Estados Unidos han condenado esa acción de recrudecimiento del bloqueo, que está dirigida fundamentalmente a privar al país caribeño de inversión extranjera.

En mayo la misma familia Mata interpuso una reclamación contra las empresas turísticas cubanas Gran Caribe, Cubanacán y Gaviota, así como contra la corporación Cimex, por el uso del Meliá San Carlos.

La semana pasada las autoridades de la isla ratificaron a las compañías extranjeras acreditadas en el país antillano su respaldo ante las posibles demandas que puedan surgir en el contexto de las sanciones económicas norteamericanas.

Recordaron que bajo la Ley 80 del país caribeño, la Helms-Burton es ilícita, inaplicable y sin valor ni efecto jurídico alguno.