Cuba reclama en ONU acceso de mujeres a educación para empoderamiento

Naciones Unidas, 17 mar.- Cuba defendió en Naciones Unidas el acceso de las mujeres a una educación de calidad como un instrumento clave para lograr su empoderamiento.

 

‘Sin la educación no es posible avanzar, ni en el empoderamiento económico de las mujeres, ni en la construcción de una plena cultura de igualdad. La educación es la base sobre la que se sustenta el avance femenino en la sociedad’, afirmó la representante permanente de la isla, Anayansi Rodríguez.

Al intervenir en la continuación de los debates de la 61 sesión de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer (CSW), la diplomática insistió en la importancia de la adquisición de conocimientos y habilidades para acceder a la fuerza laboral y ocupar empleos de alta calificación.

Por otra parte, la educación hace valer desde el comienzo que la igualdad es un derecho humano y entrena a las féminas en el ejercicio público, algo imprescindible para acceder a los puestos de toma de decisiones, dijo en la tercera jornada del foro, que reúne a cientos de delegados de los cinco continentes.

De acuerdo con Rodríguez, merece destaque la selección del empoderamiento económico de las mujeres como el tema prioritario de la CSW en su 61 Sesión, la cual seguirá aquí hasta el 24 de marzo, con decenas de eventos paralelos.

Consideramos de gran relevancia buscar alternativas viables que contribuyan a transformar la realidad en la que siguen viviendo millones de mujeres en el mundo, en particular las rurales, las afrodescendientes, las indígenas y las de orientación sexual no heterosexual, subrayó.

La embajadora cubana señaló que a 22 años de adoptada la Declaración y la Plataforma de Acción de Beijing y a dos del establecimiento de la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible, los progresos a nivel mundial en materia de empoderamiento femenino y equidad de género resultan insuficientes.

‘No basta que los instrumentos internacionales establezcan derechos, ni que se aprueben leyes, si no existe al interior de cada uno de los Estados una verdadera voluntad política’, advirtió.