Cuba reafirma en ONU su compromiso con la causa palestina

Naciones Unidas, 16 feb .-Cuba reafirmó en la ONU su compromiso de seguir trabajando en función de un genuino proceso de paz para lograr el reconocimiento pleno de Palestina y de los derechos de su pueblo.

 

La representante permanente alterna de Cuba ante la ONU, Ana Silvia Rodríguez, lamentó que los recientes sucesos en territorio palestino ocupado no reflejan progresos en la justa causa de ese pueblo.

Tras ser reelegida -junto a Indonesia, Namibia y Nicaragua- en la vicepresidencia del Comité para el Ejercicio de los Derechos Inalienables del Pueblo Palestino, la diplomática destacó el continuo apoyo y la preocupación del secretario general, António Guterres, en pro de resolver la situación.

Ese conflicto de larga data, que afecta la paz y la seguridad internacionales, tiene ‘como víctimas más inmediatas al heroico y aguerrido pueblo palestino’.

La embajadora defendió su derecho a la soberanía y la libre determinación sin injerencia externas, y también el derecho de los palestinos a regresar a sus hogares y propiedades.

Rodríguez detalló cómo el panorama se deterioró aún más tras la decisión unilateral de Estados Unidos de reconocer a Jerusalén como capital de Israel y trasladar allí su embajada, en franca violación a la Carta de la ONU y al derecho internacional.

La actual administración norteamericana realizó, además, un alarmante recorte de fondos a la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (Unrwa).

También resulta lamentable que el Consejo de Seguridad, debido a la obstrucción de Estados Unidos, ni siquiera haya condenado la escalada de violencia y los trágicos acontecimientos en la Franja de Gaza, ocurridos desde el 30 de marzo de 2018 debido a la represión de Israel, enfatizó.

La delegación cubana reiteró el enérgico rechazo al uso de la fuerza desproporcionada e indiscriminada por parte de Tel Aviv contra civiles palestinos, en flagrante violación a las normativas internacionales.

‘Seguiremos apoyando una solución amplia, justa y duradera para el conflicto palestino-israelí, sobre la base de una solución de dos Estados que permita a los palestinos el derecho a la libre determinación y a disponer de un Estado independiente y soberano.’

Todo ello según las fronteras previas a 1967 y con Jerusalén Oriental como su capital, precisó la embajadora.

Por su parte, el representante Permanente de Senegal, Cheikh Niang, quien fue reelecto al frente del Comité para el Ejercicio de los Derechos Inalienables del Pueblo Palestino, llamó a realizar actos concretos a favor de la solución de los dos Estados.

Del mismo modo, subrayó la necesidad de poner fin al férreo bloqueo de Tel Aviv en la Franja de Gaza, y abogó por el retorno y la justa compensación del pueblo palestino.

Hasta la fecha, la creación de un Estado palestino es uno de los asuntos pendientes de más larga data en la ONU.

En noviembre de 1975, la Asamblea General de Naciones Unidas creó el Comité para el Ejercicio de los Derechos Inalienables del Pueblo Palestino, con el fin de proteger a esa población asediada.