Cuba prioriza producción y entrega de materiales de construcción

Por Teyune Diaz

La Habana, 3 oct.- El paso del huracán Irma por Cuba afectó diversos sectores de la economía, pero la producción y entrega de materiales de la construcción es hoy una de las prioridades para la etapa de recuperación.

 

La tormenta dejó en la mayor de las Antillas daños en la agricultura, redes eléctricas y telefónicas, penetraciones del mar, en el turismo, y además, en infraestructuras y viviendas, es por ello, que la Organización Superior de Dirección Empresarial (OSDE) de Materiales de la Construcción tiene vital importancia para recuperar las pérdidas padecidas.

El director comercial de esa OSDE, Ruben Gómez, en entrevista con Prensa Latina explicó que la entidad es un grupo integrado por 42 empresas de la industria de materiales de la construcción donde se incluyen la producción de cemento, tejas de asbesto y fibroasfalto, áridos, arena, piedra en sus distintos surtidos, bloques y ladrillos, entre otras.

El grupo empresarial ante un evento meteorológico inminente, aseguró, paraliza la venta, se protegen los inventarios, y se empieza a evaluar en dependencia de los probables lugares que vaya a afectar, para determinar las vías y accesos para hacer llegar los recursos con mayor rapidez.

Gomez destacó que una de las urgencias de la Organización tras el paso del meteoro es la elaboración de tejas, y añadió que hasta el momento en esta fase recuperativa se entregaron a los Consejos de Defensa provinciales desde de Artemisa hasta Guantánamo -sin incluir Santiago y Granma-, unas 160 mil 860 cubiertas de asbesto.

Según datos preliminares, el director comercial explicó que se produjeron en septiembre unas 101 mil 800 tejas de asbesto, lo que representa 201 mil metros cuadrados de cubiertas de ese material destinadas a la población y para solucionar otras exigencias locales.

Esclareció que hasta la fecha se entregaron 160 mil tejas pese a una producción inferior porque se liberó de los inventarios unas 60 mil para agilizar la entrega a los damnificados, pero con un compromiso de la OSDE de pronta devolución.

Otra de las producciones importantes del grupo empresarial es la teja de fibroasfalto o infinita, señaló Gómez y destacó, que en estos momentos se encuentran en proceso de entrega unas 180 mil, de ellas, las 20 mil en existencia se tramitaron de inmediato, y luego las 160 mil restantes, todas ellas destinadas para la facilidad temporal.

Sobre la transportación de las cubiertas, dijo que se realiza mediante camiones y ferrocarriles, pero que actualmente se analiza extenderla a la vía marítima, ya sea por cabotaje o patana, para apresurar las entregas.

Con respecto a las producciones restantes de la OSDE, Gómez destacó que se iniciaron en la medida que lo permitieron las condiciones de los territorios y los equipos de producción.

Recordó que las empresas provinciales no estuvieron exentas de afectaciones tras un fenómeno meteorológico de tal magnitud, y agregó que en el conjunto de las provincias Matanzas, Villa Clara, Cienfuegos, Sancti Spiritus, Ciego de Avila y Camagüey, hubo pérdidas valoradas en unas 50 mil tejas.

Significó Gomez que la OSDE apoyó las tareas recuperativas con equipamiento para apoyar la limpieza, recogida de escombros y árboles, y para ello utilizó sus equipos, camiones y cargadores.

En la OSDE de Materiales de la Construcción trabajan unos 118 mil trabajadores, tiene empresas de producción en todas las provincias, en ellas se elaboran bloques, baldosas, mosaicos, áridos y otros elementos de hormigón, además de abastecer su territorio pueden extenderse a otras regiones en dependencia de las necesidades.

A partir de los datos iniciales ofrecidos por la Oficina Nacional de Estadísticas e Información en el territorio nacional se reportan 158 mil 554 viviendas afectadas: 14 mil 657 son derrumbes totales y 16 mil 646 parciales; además 23 mil 560 sufrieron pérdidas totales del techo y 103 mil 691 presentan daños parciales en la cubierta.

Además, se inmovilizaron los inventarios de estos recursos y de materiales de la construcción en la red del comercio y se han puesto a disposición de los consejos de defensa provinciales para la atención priorizada a los damnificados.