Cuba avanza en el tratamiento del cáncer de piel

Con un novedoso fármaco denominado Heberferón y equipos multidisciplinarios en todas las provincias para la prevención del cáncer de piel, Cuba avanza hoy en la atención a ese problema de salud.

Durante el X Congreso Cubano de Dermatología el sector biotecnológico de la isla exhibirá los beneficios del Heberferón, medicamento creado en el país para tratar el carcinoma basocelular, aseguró la presidenta del comité organizador del evento, Olayne Gray.

Según la especialista, ese fármaco se estandariza a nivel nacional, pues ya ha llegado a los servicios de dermatología en todas las provincias y mostrado resultados satisfactorios.

‘Se usa tanto en policlínicos como en hospitales, donde esté definido que el dermatólogo esté capacitado y entrenado para administrarlo al paciente en necesidad’, aseguró.

Gray, también secretaria de la Sociedad Cubana de Dermatología, precisó que el Heberferón está destinado a los pacientes de carcinoma vasocelular de alto riesgo por su estado avanzado, tener gran tamaño, estar en localizaciones de difícil manejo quirúrgico.

También se aplica en las lesiones con carcinomatosis múltiple, o en caso de que el paciente tenga contraindicación quirúrgica, continuó.

Además, ha probado ser efectivo al usarse para disminuir el tamaño del carcinoma y luego realizar la operación, indicó la especialista.

Sobre el cáncer de piel en Cuba, Gray indicó que es una enfermedad con alta tasa de incidencia en la población adulta del país.

‘Es un problema que va en incremento, tanto en la Mayor de las Antillas como en el resto del mundo y está asociado a factores ambientales tales como la mayor incidencia y peor calidad de la radiación ultravioleta’, explicó.

Debido a eso, la enfermedad no solo ha aumentado en incidencia sino que cada vez afecta a las personas en edades más tempranas de la vida, señaló la experta.

En la isla se reportan anualmente unos siete u ocho mil nuevos pacientes cada año de patologías como carcinoma basocelular, carcinoma espino celular y melanoma, afirmó la dermatólga.

La misma advirtió que la exposición a los agentes desencadenantes de esos carcinomas durante los primeros 20 años de vida justifica el incremento de esas enfermedades.

Por tal motivo, el trabajo de prevención como estrategia de país es imprescindible para bajar la incidencia del cáncer de piel, concluyó la especialista.

(Cubadebate, con información de Prensa Latina)