Cuba aboga en Ginebra por derecho a la defensa y seguridad nacional

La Habana, 23 nov.- Cuba abogó en Ginebra por el derecho a la legítima defensa y la igualdad soberana de los Estados, al participar en la XIX Conferencia anual de las Altas Partes Contratantes en el Protocolo II Enmendado de la Convención sobre Ciertas Armas Convencionales, referido al empleo en tierra de minas, armas trampa y otros artefactos.

Claudia Pérez Álvarez, Consejera de la Misión cubana, dijo que su país seguirá apoyando todos aquellos esfuerzos que, manteniendo el equilibrio entre las cuestiones humanitarias y de seguridad nacional, estén dirigidos a eliminar los terribles efectos que causan el uso indiscriminado e irresponsable de las minas antipersonales.

También recordó que la nación caribeña aplica plenamente el Protocolo II original, lo que le permite al Estado cubano garantizar que el empleo de minas, armas trampas y otros artefactos para la legítima defensa del país no afecte en modo alguno a la población civil cubana.

Según el sitio web de la Cancillería cubana, CubaMINREX, en el encuentro se examinó además el desafío que representan los artefactos explosivos improvisados y su creciente uso por grupos terroristas a nivel mundial.

Consecuentemente, Pérez Álvarez expresó la firme condena de Cuba contra el uso de esos artefactos por grupos armados ilegales, terroristas y actores no autorizados por el Estado, y recordó que su país ha sido víctima de actos terroristas cometidos por mercenarios al servicio de gobiernos extranjeros.

Pérez Álvarez resaltó que la posesión y el empleo de artefactos explosivos improvisados por los Estados, como parte de la defensa del país o su uso para garantizar la seguridad nacional no constituye una acción ilegal.

En ese sentido, comentó que cualquier iniciativa que se adopte en relación con estos artefactos debe cumplir estrictamente con los principios de la Carta de las Naciones Unidas, incluyendo los principios de soberanía e integridad territorial de los Estados.

Añadió que deben evitarse restricciones indebidas al uso y acceso legítimo a sustancias y materiales que podrían ser útiles para la industria, la agricultura, la medicina, entre otras esferas.

En la actualidad 104 Estados son parte del Protocolo II Enmendado de la Convención sobre Ciertas Armas Convencionales, al unirse el Líbano y Afganistán a este instrumento, mientras que Cuba, como Parte del Protocolo II Original, participa en calidad de Estado observador en la reunión de la referencia. (ACN) (Foto: Archivo)