Construirá Cuba siete nuevos parques eólicos con inversión extranjera

La Habana, 12 jul.- La construcción de siete nuevos parques eólicos con inversión extranjera directa se incluye dentro de un programa de desarrollo a mediano plazo para el mejor aprovechamiento de las fuentes renovables de energía en Cuba.

Ante los diputados de la Comisión de Industria, Construcción y Energía del Parlamento, Alfredo López, ministro de Energía y Minas (MINEM), explicó los proyectos orientados a incrementar el uso de las energías solar, hidráulica, eólica y de la biomasa para la generación de electricidad.

La edificación de seis parques eólicos mediante otras vías de financiamiento en zonas del norte oriental y el centro del país, también están contemplados dentro de los planes en busca de aumentar la electricidad obtenida por fuentes renovables, que en la actualidad sólo alcanza poco más del 4 %.

De acuerdo con Rosell Guerra, director de Energía Renovable del MINEM, la construcción de esos parques contempla la creación de toda una infraestructura que permitirá trasladar la energía hasta el Sistema Eléctrico Nacional.

En Cuba existen cuatro parques eólicos experimentales, ubicados en Gibara, en la provincia de Holguín, Ciego de Ávila y el municipio especial de Isla de la Juventud, con una potencia total de 12 Megawatt (MW).

Guerra añadió que se evalúan otros proyectos de inversión extrajera para el aprovechamiento de la energía solar fotovoltaica, que en la actualidad aporta 22 MW de potencia, generada en los 12 parques distribuidos en diferentes regiones del territorio nacional.

Los diputados, reunidos como antesala al Quinto Período Ordinario de Sesiones de la Octava Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular, también conocieron sobre las proyecciones para aumentar las capacidades de generación mediante pequeñas centrales hidroeléctricas y bioeléctricas.

El titular del MINEM afirmó que la implementación de la política para el desarrollo de las fuentes renovables permitirá incrementar, hacia el año 2030, la generación de energía hasta un 24 %.

También se refirió a los diversos programas destinados al ahorro, como la producción e instalación de calentadores de agua y paneles solares en las viviendas, así como también el uso de luminarias con tecnología LED en hogares y el alumbrado público.

El diputado Rafael López Acosta, por La Habana, aludió a la pertinencia de incorporar paneles solares en edificios altos, a fin de disminuir el consumo energético, además de la comercialización de ese equipamiento a la población mediante créditos bancarios.

Por su parte, Jorge Acosta, de Santiago de Cuba, valoró que se pueden realizar estudios para aprovechar la energía geotérmica en el futuro, como una fuente alternativa.

Otras preocupaciones de los diputados versaron en torno al poco aprovechamiento del marabú con esos fines, además de los altos consumos de electricidad en la industria debido a la obsolescencia técnica de muchos de sus equipamientos.

Cuba, con alta dependencia aún de los combustibles fósiles para producir energía eléctrica, busca revertir su matriz energética con el apoyo de programas encaminados a estimular otras fuentes que, además, no ocasionan daños al medio ambiente. (AIN).