Consideran excesivo anuncio de EE.UU. sobre embajada en Cuba

Washington, 1ro oct.- El representante demócrata Jim McGovern calificó de reacción excesiva el anuncio del Departamento norteamericano de Estado sobre la retirada de más de la mitad de su personal de la embajada en Cuba.

 

En un comunicado emitido a raíz de esa decisión, que según la entidad norteamericana responde a incidentes de salud reportados por diplomáticos mientras cumplían funciones en La Habana, el congresista por Massachusetts apoyó los esfuerzos de ambos países para determinar los responsables de lo sucedido.

Sin embargo, consideró que las medidas anunciadas este viernes a raíz de tales hechos es el último ejemplo ‘de una Casa Blanca con una ignorancia sorprendente sobre cómo conducir mejor la política exterior’.

‘Los estadounidenses no pueden permitirse el retorno a las fallidas políticas aislacionistas de la Guerra Fría que dividieron a las familias durante 50 años’, apuntó McGovern.

El congresista recordó que cientos de miles de norteamericanos visitan Cuba cada año, al tiempo que los negocios de esta nación están involucrados en ventas agrícolas y otras oportunidades.

‘Las agencias estadounidenses y cubanas colaboran en el tráfico de drogas, el contrabando de personas, las operaciones de búsqueda y rescate y otras cuestiones de seguridad. Una presencia de la embajada es vital para mantener esas relaciones’, consideró.

A decir del representante, los estadounidenses necesitan un liderazgo fuerte, pero el gobierno de Trump parece estar más interesado en abandonar la diplomacia cuando más se necesita.

Por su parte, la coalición Engage Cuba, que promueve el levantamiento del bloqueo impuesto por Washington a la isla caribeña hace más de 55 años, llamó a los dos países a redoblar esfuerzos para encontrar la causa de lo ocurrido, cuando ambas partes sostienen que las investigaciones siguen en curso.

El presidente de la organización, James Williams, instó a resolver la situación tan pronto como sea posible para mantener al personal de la embajada seguro y continuar avanzando con el fortalecimiento de las relaciones bilaterales.

Asimismo, Engage Cuba se hizo eco del criterio manifestado esta semana por Barbara Stephenson, presidenta de la Asociación Estadounidense del Servicio Exterior, quien declaró que está en contra de la reducción de diplomáticos en La Habana.

En declaraciones al portal digital BuzzFeed la experimentada funcionaria sostuvo que no sabía la causa de los problemas de salud reportados por los diplomáticos, pero consideró que no justifican una retirada a gran escala.

A su vez, la exjefa de la Sección de Intereses norteamericana en La Habana Vicki Huddleston escribió en su cuenta de Twitter que las buenas relaciones entre los dos países van en interés nacional de Estados Unidos, mientras las malas responden a la obsesión del senador Marco Rubio con Cuba.

‘El Congreso debe presionar a la administración para detener la espiral descendente de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba’, agregó.