Confirman seguridad de píldora anticonceptiva masculina

Washington, 27 mar.- Científicos comprobaron la efectividad de una píldora anticonceptiva masculina experimental después de realizadas las pruebas de seguridad y tolerabilidad en hombres que la consumieron durante un mes, reportan medios de prensa especializados.

 

Los resultados del estudio de la fase 1, que mostraron respuestas hormonales compatibles con una anticoncepción efectiva, fueron expuestos durante la reunión anual de la Sociedad Endocrina estadounidense que se celebra por estos días en la ciudad de Nueva Orleans.

El anticonceptivo oral masculino, llamado dodecilcarbonato de 11-beta-metil-19-nortestosterona o 11-beta-MNTDC, es una testosterona modificada que tiene las acciones combinadas de una hormona masculina (andrógeno) y una progesterona.

Los resultados sugieren que esta píldora, que combina dos actividades hormonales en una, disminuirá la producción de esperma al tiempo que preserva la líbido, aseguró Christina Wang, líder del estudio.

El estudio se realizó en 40 hombres sanos en el Instituto de Ciencia Clínica y Traslacional del Instituto de Investigación Biomédica de Los Ángeles y la Universidad de Washington.

De los participantes 10 recibieron al azar una pastilla de placebo o un fármaco ficticio, mientras que los otros 30 tomaron 11-beta-MNTDC en una de dos dosis; 14 hombres recibieron 200 miligramos y 16 recibieron la dosis de 400 mg.

El nivel promedio de testosterona circulante entre los hombres que recibieron 11-beta-MNTDC, se redujo tan bajo como en la deficiencia de andrógenos, pero los participantes no experimentaron ningún efecto secundario grave.

Los expertos destacaron los efectos secundarios fueron pocos, leves e incluían fatiga, acné o dolor de cabeza en cuatro de cada seis hombres; cinco expresaron tener una leve disminución del deseo sexual y dos describieron una disfunción eréctil leve, pero la actividad sexual no decreció.

Según Wang al tener en cuenta que el fármaco tardaría de 60 a 90 días para afectar la producción de esperma, 28 días de tratamiento (los de esta fase de estudio) son considerados un intervalo corto para observar la supresión óptima de semen.

De ahí que los especialistas planeen estudios más largos y, si el medicamento es efectivo, realizar pruebas en parejas sexualmente activas.