[:es]Concluye en Cuba seminario sobre retos para la paz en Latinoamérica[:]

[:es]

La Habana, 21 sep.- El II Seminario ”Realidades y Desafíos de la Proclama de América Latina y el Caribe como Zona de Paz”, concluirá hoy aquí con una exhortación a enfrentar la creciente agresividad de Estados Unidos para desestabilizar la región.

 

Los participantes en el evento académico, provenientes de 10 países, esperan que la declaración final sea también un compromiso para la defensa del acuerdo regional aprobado por los 33 países miembros de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) en enero de 2014, durante la II Cumbre del bloque celebrada en la capital cubana.

Académicos cubanos afirmaron la víspera que el referido acuerdo representa un obstáculo para los intereses hegemónicos de Estados Unidos y su proyecto imperial de desestabilización en el subcontinente.

Luis René Fernández, investigador del Centro de Estudios Hemisféricos y sobre Estados Unidos (Cehseu), ilustró las acciones de Washington para minar ese acuerdo, que aboga por la defensa de la paz por el bien supremo y anhelo legítimo de sus pueblos.

El profesor titular de la Universidad de La Habana exhortó a los activistas a redoblar las acciones para la preservación de la unidad, pues, opinó, es una de las principales fortalezas ante el intervencionismo en los Estados latinoamericanos y caribeños.

El embajador de Bolivia en Cuba, Juan Ramón Quintana, pormenorizó sobre el escenario bélico que amenaza al subcontinente a través del Comando Sur, una estructura de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos.

Señaló que en esa permanente amenaza la administración de la Casa Blanca utiliza a Colombia como una plataforma militarizada de conjunto con Brasil, Chile y Argentina; y sus campos de demostración son Venezuela, Bolivia y Nicaragua, acotó.

Roberto Yepe, profesor del Instituto Superior de Relaciones Internacionales (sede del evento), detalló la acentuación de la política agresiva del actual Ejecutivo del país norteño hacia Cuba para complacer a los sectores más conservadores de la derecha cubanoamericana.

Además auguró un incremento de la agresividad de Washington hacia la isla y, por consiguiente, un mayor deterioro de las relaciones bilaterales.

Otros especialistas se refirieron a los factores determinantes de la política latinoamericana del gobierno estadounidense y su contraofensiva imperialista a través del uso de mecanismos para la subversión y la manipulación del término de sociedad civil.

El seminario contó también con la participación de la presidenta del Consejo Mundial por la Paz, María do Socorro, y de personalidades como la dirigente venezolana María León, y el diplomático Roy Chaderston, director del Instituto de Altos Estudios Diplomáticos ‘Pedro Gual’ de Venezuela. (PL)

[:]