Concluye en Cuba reunión de Ministros de Cultura de la CELAC

La Habana, 20 sep.- El titular boliviano Marko Machicao clausuró este sábado la III Reunión de Ministros de Cultura de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), efectuada en el Palacio de Convenciones de esta capital.

Durante su intervención, el representante de Bolivia —país que acogerá la cuarta edición de la cita en 2016— profundizó sobre la experiencia de su Estado, donde existen 36 nacionalidades reconocidas como parte de una misma nación.

Invitó a las delegaciones participantes a comprender la posibilidad de calmar el caos y recomponer el equilibrio del planeta y de la humanidad, a partir de una visión que debe nacer desde el sur del continente, desde la América Latina y el Caribe.

Mediante la Cultura en la región debemos ser artífices del cambio de paradigmas, de una nueva visión para construir la Patria Grande, señaló.

Machicao exhortó a los latinoamericanos a mirarse al espejo y reconocerse como tales, con el propósito de enfrentar una realidad cuyo futuro resulta más óptimo.

Si nos reconocemos y sentimos orgullosos de quienes somos, el mundo estará obligado a tenernos en cuenta, afirmó.

El titular boliviano indicó que la Declaración Final del encuentro responde al espíritu que los congregó durante estos días, en el cual se vislumbra un futuro de mucha esperanza y unión, con la sabiduría que heredaron de los próceres del área.

Finalmente, Marko Machicao invitó formalmente a sus homólogos a la próxima reunión de Ministros de Cultura de la CELAC a efectuarse en Bolivia en 2016. (AIN) (Foto: Granma)

Aprueban Declaración Final Ministros de Cultura de la CELAC

La Habana, 20 sep.- Por votación unánime quedó aprobada, en esta capital, la Declaración Final de la III Reunión de Ministros de Cultura de los países que integran la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC).

El documento oficial, aprobado por los 33 representantes de las naciones que conforman este mecanismo intergubernamental, tiene en su centro cuestiones relacionadas con la integración y la unidad regional, a través de las expresiones culturales más diversas.

Los titulares de América Latina y el Caribe reconocieron en su proclama la necesidad de proteger los bienes culturales y patrimoniales, así como también de utilizar las TICs en la promoción del conocimiento para la proyección de las políticas culturales.

Instaron a los diversos gobiernos a adoptar una posición regional respecto a la lucha contra el tráfico ilícito de bienes culturales y patrimoniales e incentivar la creación de mecanismos idóneos para erradicar estas prácticas.

Los ministros de Cultura acordaron, igualmente, reconocer la importancia de Internet como bien público, global y abierto, que debe ser manejado y desarrollado como herramienta para el fomento de la cultura, la interculturalidad y para la generación de la identidad latinoamericana y caribeña.

La Declaración Final propone impulsar el debate alrededor de los derechos culturales en el entorno digital, con énfasis en la construcción de estrategias conjuntas de los países de la CELAC para la búsqueda de una solución global al desafío de la reglamentación de los derechos de autor, la garantía de la libertad de expresión y la libre manifestación de la diversidad en Internet.

Otro apartado manifiesta la disposición de dar firme y sólido seguimiento al Decenio Internacional de los Afrodescendientes proclamado por las Naciones Unidas, con el fin de garantizar el pleno ejercicio de sus derechos económicos, sociales y culturales, desarrollando acciones que contribuyan a la lucha contra la discriminación, el racismo y la intolerancia.

El Estado Plurinacional de Bolivia resultó –según la declaratoria-, la nación electa para acoger la IV Reunión de Ministros de Cultura de la CELAC en el 2016.

Guillaume Long, ministro de Cultura de Ecuador, país que ostenta la Presidencia Protémpore de la CELAC, señaló a la prensa que la Declaración Final aprobada en La Habana resulta un documento histórico.

Yo vengo luchando en un sinnúmero de frentes en el ámbito de la cultura y del conocimiento, y creo que es el primer espacio multilateral donde se adoptan acuerdos tan contundentes, puntualizó.

Hoy ha existido el consenso entre 33 países disímiles, con gobiernos diferentes, y esto para mí es un éxito, sobre todo porque se han tocado temas como la soberanía y la necesidad de repensar la gobernanza internacional. (AIN)