Científicos cubanos, Energía atómica, Cienfuegos, OIEA, CEAC, Observatorio Regional del Caribe

Cienfuegos, 23 mar.- Dazhu Yang, Director General Adjunto y Jefe del Departamento de Cooperación Técnica del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) calificó de socio importante al Centro de Estudios Medioambientales de Cienfuegos(CEAC), por la labor destacada de sus científicos.

Luego de un recorrido por las instalaciones del CEAC y de dejar inaugurado el Observatorio Regional del Caribe para el estudio de la acidificación marina, el experto declaró a la prensa que su organismo ha estado brindando asistencia permanente a la institución científica cienfueguera.

Esta colaboración abarca la implementación de programas de cooperación técnica y en capacitación del personal.

Indicó que Cuba ha recibido esa ayuda, pero al propio tiempo el Centro ha tenido la capacidad para brindar los conocimientos de sus especialistas y respaldar algunos de los programas de cooperación establecidos por el organismo.

También hemos apoyado al CEAC en la entrega de equipamientos técnicos, mientras Cuba participa con expertos en cursos y entrenamientos, aseguró Dazhu Yang quien ha visitado varias provincias, y recorrido el Centro de Aplicaciones Tecnológicas y Desarrollo Nuclear y el Centro de Isótopos, entre otros.

Dijo que esta entidad ha dado apoyo a otros países miembros y esperamos que continúe con esa labor, porque recientemente se incorporaron otros estados del Caribe a la OIEA.

Por su parte, Alain Muñoz Caravaca, doctor en Ciencias y especialista del centro cienfueguero resaltó los aportes de esta cooperación entre ese organismo y la Isla, cuyo alcance supera el territorio nacional y entrelaza a Latinoamérica toda al permitir el fortalecimiento de las capacidades nacionales en esta materia.

Destacó cómo de manera conjunta durante 15 años han asistido a la solución de problemas propios del desarrollo nacional, a estudios de complejos procesos de alcance global como la acidificación y el incremento del nivel del mar, y el florecimiento de algas toxicas, la salinización de cuencas hidrográficas y el transporte de contaminantes en estos sistemas ambientales.

Abundó Muñoz Caravaca que la apertura del Observatorio Regional del Caribe para el estudio de la acidificación marina constituye una nueva fortaleza del conocimiento, porque a partir de la información captada por estos aparatos, se pudieran generar nuevos saberes y contribuir a interpretar mejor las señales de las afectaciones para proponer medidas de mitigación.

El sentido de cooperación va también al aprovechamiento de las capacidades instaladas en el centro Provincial de Buceo de rancho Luna, donde está enclavado el Observatorio, y donde se adiestran a científicos hasta certificarlos para las inmersiones, mientras los buzos cooperan con el monitoreo de la barrera coralina de Cienfuegos.

Este Observatorio es el primero de Cuba y se acoge a un programa financiado por la OIEA, con estudios ya comenzados en el norte de la cayería de Villa Clara y en la propia zona de Rancho Luna.

Los estudios toman como testigos núcleos de corales, organismos que reflejan el grado de acidificación del mar.

Cienfuegos es privilegiada por sus especies de corales que viven en el fondo marino, y donde resalta el llamado Coral Notre Dame, por su parecido con la catedral francesa y con unos cinco metros de altura. (Texto y foto: ACN)